Conectarse con nosotros

NACIONALES

El coronavirus llegó a la Antártida: evacuaron una base argentina tras 24 casos positivos

Publicado

el



Nueve de los afectados no estaban vacunados, por haber estado allí desde antes de distribuirse las dosis, y fueron trasladados a Buenos Aires.

La variante Ómicron de coronavirus se expandió con gran velocidad por el país y ya llegó a la Antártida, donde en la Base Esperanza, donde se detectaron 24 casos de Covid-19 y ya evacuaron a nueve personas que no estaban vacunadas, por haber estado allí desde antes de distribuirse las dosis.

La evacuación se llevó a cabo el sábado pasado -se difundió en las últimas horas-, y se decidió justamente por su situación de riesgo, por lo que apenas llegados a Buenos Aires fueron derivados al Hospital Militar.

De todos modos, ninguno enfermó: cuatro ya están en sus casas y cinco, por ser del interior, completarán el aislamiento en el Hospital donde permanecen asintomáticos.

La Base Esperanza está situada en el extremo noroeste de la Península Antártica y es una de de las seis bases permanentes y de las más notorias, porque allí residen familias durante un año y funciona la escuela «Raúl Ricardo Alfonsín», un mojón de la soberanía nacional en ese territorio, que depende orgánicamente de la provincia de Tierra del Fuego.

Allí, había 43 personas entre científicos y militares de las dotaciones entrante y la saliente, ya que las familias llegarán recién en marzo, y hubo 24 contagiados, según voceros del Estado mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

En ese sentido, el miércoles de la semana pasada se reportó una persona con fiebre y dolor de cabeza, se ordenó hacer el test de antígenos y a las cuatro horas ya había seis casos positivos.

Posteriormente, durante ese primer día los contagiados ya sumaban 13 y finalmente llegaron a 24.

Por la situación de los no vacunados -no existía la vacunación cuando se inició la campaña anterior- el Estado Mayor Conjunto decidió activar dentro del protocolo para la Antártida, la «maniobra de evacuación», que se hizo el sábado pasado.


NACIONALES

Alberto Fernández cantó y tocó la guitarra en un acto con militantes en Florencio Varela

Publicado

el



Este 25 de mayo, Alberto Fernández participó del locro del Movimiento Evita, donde cantó “Solo se trata de vivir” de Litto Nebbia

Para celebrar este 25 de mayo, Alberto Fernández asistió a un locro de los trabajadores de la economía popular en el partido bonaerense de Florencio Varela, en el marco del 212° aniversario de la Revolución de Mayo de 1810. Para continuar con los festejos, el Presidente se subió al escenario y, con guitarra en mano, entonó “Solo se trata de vivir” de Lito Nebbia.

El mandatario llegó alrededor de las 14 en helicóptero a la sede del Club Nahuel, en el municipio bonaerense, luego de participar del Tedeum en la Catedral de Buenos Aires. El almuerzo fue organizado por el Movimiento Evita, que tuvo como anfitrión al secretario de Economía Social, Emilio Pérsico.

El “show” que dio el mandatario fue al finalizar el encuentro. Alberto Fernández cantó un cover de “Solo se trata de vivir”, de Litto Nebbia, íntimo amigo y uno de los artistas que más admira. “Creo que nadie puede dar una respuesta, ni decir qué puerta hay que tocar. Creo que a pesar de tanta melancolí­a, tanta pena y tanta herida, solo se trata de vivir”, entonó

Las calles del lugar fueron valladas y los militantes ingresaran al predio de forma ordenada en una extensa fila. Al finalizar el almuerzo, Alberto Fernández aseguró que tras la salida de Roberto Feletti de la Secretaría de Comercio Interior “el gobierno sigue” y “no cambiará nada”.

“Tenemos un deber central como sociedad que somos, el deber de estar unidos, más unidos que nunca, hay que unirse aunque pensemos distinto, respetando que el otro piense distinto”, sñaló el jefe de Estado. Previo a cantar, advirtió desde el escenario ante los militantes, funcionarios y trabajadores de la economía popular que “el riesgo que corremos, el primer riesgo, es que nos peleemos entre nosotros porque no queremos escuchar que el otro piensa distinto a mí; ese es el primer riesgo que corremos”.

Y continuó: “lo que nosotros necesitamos antes que nada es respetarnos en la diversidad, no tenemos por qué ser todos iguales, pensar todos del mismo modo y obedecer a una misma lógica” y afirmó que “podemos tener una lógica diferente y podemos estar unidos”.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.