Conectarse con nosotros

NACIONALES

Un nuevo test permite detectar la gripe en pocos minutos

Publicado

el



La ANMAT autorizó una prueba rápida para detectar e identificar el virus de la Influenza (gripe) A y B a través de hisopos o aspirados nasofaríngeos. Asegura resultado entre 5 y 8 minutos.

Ante el incremento de casos por el virus de la Influenza A y B (gripe), la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó el uso de una prueba rápida de uso profesional que en pocos minutos permite la detección e identificación del virus de la Influenza (gripe) A y B a través de hisopos o aspirados nasofaríngeos.

La nueva prueba Bioline Influenza Ultra de Abbot ofrece resultados en un lapso de entre 5 y 8 minutos. Su uso está recomendado en hospitales, salas de emergencia y laboratorios clínicos como herramienta eficaz para la detección de la influenza que, como se sabe, tiene una mayor prevalencia durante la temporada de invierno.

Aumento de casos de gripe

«Los expertos en salud pública esperan ver un regreso más fuerte de la gripe a medida que las economías se reabren por completo y aumentan los viajes y las actividades sociales. Para prepararnos, debemos estar atentos a las pruebas sintomáticas y el tratamiento temprano para reducir la propagación de la gripe», dijo Óscar Guerra, director médico de Abbott en Latinoamérica.

Si bien la gripe había logrado descender en los últimos dos años, principalmente por causa de la pandemia y el aislamiento obligatorio, ahora, con el regreso de la presencialidad en las actividades, el país ha registrado un aumento temprano en los casos de influenza A (unos 129.916 casos de influenza durante las primeras 12 semanas de este año), que normalmente circula a fines del otoño y durante el invierno (principalmente entre los meses de mayo y agosto), lo que hace que la necesidad de realizar pruebas sea aún más crítica.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda enfáticamente la vigilancia nacional de la gripe, así como la prevención y medidas de planificación de control de la enfermedad, que incluyen vacunas, diagnóstico temprano y tratamiento, para reducir el impacto de la enfermedad, especialmente en las poblaciones vulnerables.

En respuesta al contexto de salud actual, Guerra expresó: «Para apoyar la salud pública, debemos estar un paso adelante en el diagnóstico, de modo que los profesionales de la salud puedan tener las herramientas de primera línea que necesitan para identificar rápidamente la influenza tipo A y B y recomendar un tratamiento temprano, especialmente para los grupos en riesgo».

El test

Un estudio clínico de rendimiento versus cultivo celular utilizando hisopos nasofaríngeos demostró que el test Bioline Influenza Ultra de Abbott tiene una sensibilidad del 88,5 % para la Influenza A y del 91,5 % para la Influenza B y una especificidad del 97,4 %.

El test está desarrollado para uso profesional en Argentina en entornos de atención sanitaria, como hospitales, salas de emergencia y laboratorios clínicos. Es de fácil lectura con líneas codificadas por colores para identificar de qué virus se trata en caso de detectarlo.

¿Dónde son especialmente recomendadas las pruebas rápidas?

Las pruebas rápidas pueden ser útiles para detectar la infección por el virus de la influenza como causa de brotes respiratorios en cualquier entorno, pero especialmente en instituciones donde se congregan personas, como hogares de ancianos, centros de atención de enfermedades crónicas y hospitales, así como escuelas, entre otros sitios.


NACIONALES

Comunicado del Ministerio de Salud de la Nación ante la investigación de casos de enfermedad transmitida por alimentos en Berazategui

Publicado

el



La cartera sanitaria recuerda la importancia de informarse a través de canales oficiales y emite recomendaciones para la población a fin de prevenir enfermedades transmitidas por alimentos.

Frente a la circulación de información falsa a través de Whatsapp, el Ministerio de Salud de la Nación aclara la situación epidemiológica sobre los casos de enfermedad transmitida por alimentos en la provincia de Buenos Aires. Los casos notificados al momento son cuatro, dos de ellos fallecidos, y se circunscriben al municipio de Berazategui. No se registran hasta la fecha otros casos ni zonas afectadas.

Los casos notificados hasta el día de hoy iniciaron síntomas entre el 8 y el 17 de enero, y todos presentaron antecedentes de ingesta reciente de carne y derivados. Las autoridades de la provincia de Buenos Aires y del municipio de Berazategui iniciaron la investigación epidemiológica y las acciones de control (decomiso de alimentos, búsqueda retrospectiva de posibles otros casos e intensificación de la vigilancia epidemiológica para la detección temprana).

La Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, el Laboratorio Nacional de Referencia de ANLIS-Malbrán y el Instituto Nacional de Alimentos (INAL) se encuentran trabajando junto a la jurisdicción para el estudio del brote desde su detección. El origen y la etiología de estos casos se está estudiando a través de muestras clínicas (que ya se encuentran en el laboratorio de referencia) y de alimentos (que se encuentran en el INAL).

Recomendaciones para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos

Limpiar y mantener la higiene

● Las superficies, recipientes, utensilios y equipos de trabajo que se utilicen para elaborar productos con huevo crudo, y otros alimentos crudos como carnes, deben mantenerse limpios antes y después de cada uso.

● Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de manipular alimentos, después de ir al baño y después de tocar animales, alimentos de las mascotas o su entorno.

● Proteger los alimentos y la cocina de insectos, mascotas y otros animales.

● Lavar con abundante agua segura y en forma minuciosa las frutas y verduras, especialmente si se van a consumir crudas.

Elegir usar agua y alimentos seguros

● Consumir leche y derivados pasteurizados.

● Preferir huevos frescos en su período de aptitud (ver fecha de vencimiento) de productores que aplican buenas prácticas en el manejo de las granjas.

● Evitar el consumo de alimentos que contengan el huevo crudo o poco cocido, especialmente si se encuentra entre los grupos de mayor riesgo (niños y niñas, personas gestantes, adultos mayores y personas con problemas de inmunidad).

Separar y evitar la contaminación cruzada

● Separar carnes crudas (vacuna, ave o pescado) de otros alimentos en todo momento: cuando se realizan las compras, al almacenar en heladera y durante la preparación de las comidas/platos.

● No lavar pollo crudo o carne cruda antes de cocinarlos ya que esto puede propagar gérmenes en la cocina: solo la cocción destruirá las bacterias presentes

Cocinar completamente los alimentos

● Cocinar completamente (por encima de 71°C en el centro del alimento) las carnes rojas, de ave, el huevo y las preparaciones que los contengan.

● Una vez cocidos, los alimentos deben mantenerse a una temperatura por encima de los 60°C, de lo contrario conservarlos en la heladera hasta el momento de su consumo.

Mantener temperaturas seguras durante toda la preparación

● No dejar las preparaciones por más de una hora a temperatura ambiente, especialmente en verano.

● Mantener los alimentos elaborados con huevo crudo como mayonesas, salsas, helados, cremas y masas de pastelería a temperaturas seguras (calientes por encima de 60ºC o refrigerados en la heladera) hasta su consumo. Tras su consumo, refrigerar los excedentes inmediatamente y desecharlos transcurridas las 24 horas.

● Las personas que presentan diarrea no deben manipular alimentos. Esto es esencialmente clave en establecimientos elaboradores de alimentos


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.