Conectarse con nosotros

INFO. GENERAL

«Esa caldera necesita una serie de condiciones para ser operada, pero las condiciones no estaban dadas”

Publicado

el


Trabajadores de Luz y Fuerza de la empresa YCRT, se hicieron presentes en  la sesión extraordinaria  del Concejo Deliberante, que se encuentran de paro, para explicar el incidente que se suscitó con una caldera en la usina de 20 Mw .Por este motivo se instruyeron sumarios a 14 trabajadores y suspensiones. La medida tomada  desató descontento dentro de la empresa. Además desmintieron expresiones del coordinador de la empresa, pronunciadas en medios de comunicación.  

Trabajadores de Luz y Fuerza de la empresa YCRT, se hicieron presentes en  la sesión extraordinaria  del Concejo Deliberante de este lunes 11.

“Nosotros en virtud de una serie de declaraciones que hizo el coordinador  de la empresa (Ing. Eduardo Vílchez) vinimos acá en principio para que ustedes tomaran conocimiento de lo que verdaderamente pasó con la caldera que colapsó. De quienes son los compañeros que están sumariados. Hay gente que es directamente  responsable y no la han sumariado. Hay una política lamentable que tiene que ver con la Intervención en ensañarse directamente con los compañeros de base”, explicó ante los Concejales Luis Avendaño, secretario general de la Seccional Cuenca Carbonífera del Sindicato Regional de Luz y Fuerza

En ese contexto, indicó que los operarios  imputados no tienen poder de decisión simplemente operan un equipo y los controlan. Para controlar los equipos necesitan una serie de condiciones, que no estaban dadas cuando sucedió el incidente.

“A nuestra usina de 21 MW cuando llegó Aníbal Fernández (como Interventor de la empresa) prometió que todas las obras que estaban paradas se iban a reactivar. Las obras que se dijo que se iban a reactivar siguen paralizadas y también ha habido una falta de inversión importante”, sostuvo

También contó que “los compañeros tienen que remendar y cuando pasa eso porque faltan insumos y de esto tienen responsabilidad los funcionarios de la empresa”

En ese marco, dijo que el ingeniero Eduardo Vilches (gerente de energía de YCRT) en medios de prensa expresó  que “estábamos atentando contra la empresa y miente y también miente cuando dice que el Interventor no puede levantar las sanciones”

En ese sentido, Avendaño,  presentó documentación y la resolución firmada por el Interventor Germán  Arribas, donde están explicitadas las sanciones aplicadas a los agentes.   

Por otra lado dejó en claro que “los únicos que sienten que una caldera haya colapsado de la manera que colapsó somos nosotros”

En ese sentido invitó a que los concejales consulten con los demás gremios para enterarse de cómo se encuentra cada sector.

Avendaño, explicó que “el coordinador general no tiene experiencia» ya que comparó la caldera con una pava, que dista de serlo. “Para que los compañeros puedan controlar y operar esa caldera tiene una serie de instrumentación, de temperatura, de presión, de niveles de agua y esas condiciones que deberían estar dadas al momento de suceder el incidente no existían”

Además indicó que el  Ing. Hernán Federico Cardozo, Subgerente de la Central Termoeléctrica 20MW arrancó las hojas del libro de novedades.

Avendaño, reiteró que  en su momento quienes tenían que tomar la decisión de sacar esa caldera de circulación eran el jefe de operaciones y el subgerente “ellos estaban conscientes de cómo se estaba trabajando. Esa caldera necesita una serie de condiciones para que el compañero pueda operar pero las condiciones no estaban dadas”

Los Concejales elaborarán un documento en apoyo a los trabajadores.

La  diligencia gremial reconoció en el recinto al concejal Carlos Godoy por su solidaridad en el conflicto que lleva adelante el Sindicato Luz y Fuerza Cuenca Carbonífera

Posteriormente los trabajadores fueron  atendidos por el intendente Darío Menna donde se planteó nuevamente lo ocurrido en el incidente. 


INFO. GENERAL

Copa América: Argentina derrotó a Colombia y festejó el título en Miami

Publicado

el


El ingresado Lautaro Martínez anotó el único gol de la final en la segunda parte del tiempo extra. Se produjeron incidentes en el ingreso del público al Hard Rock Stadium y eso retrasó el inicio del partido por más de una hora.

Daniel Guiñazú

Por Daniel Guiñazú

Otra vez Argentina en lo más alto de fútbolOtra vez, Lionel Messi levantando una copa (¿la última de su carrera?). Otra vez y por última vez, Ángel Di María celebrando un título. Otra vez, «Dibu» Martínez, «Cuti» Romero, Julián Álvarez, Rodrigo de Paul y el resto de los muchachos saltando, cantando, festejando y haciendo la historia. Otra vez, Lionel Scaloni y su gran cuerpo técnico, al frente de un equipo campeón.

Cuarta final jugada y cuarta final ganada. Así como en Río de Janeiro, Londres y Doha, ahora fue Miami el domicilio de una alegría que bien entrado el lunes, tuvo epicentro inmediato en millones de hogares del país. En los barrios mas elegantes, pero también en los más humildes. La Selección Argentina, verdadero equipo del pueblo que une lo que todo lo demás desune, derrotó 1 a 0 a Colombia con un gol de Lautaro Martínez a los 7 minutos del segundo tiempo suplementario y alzó por 16º vez y segunda consecutiva la Copa América, el torneo de selecciones nacionales más antiguo del mundo.

Lástima que el escándalo de la previa deslució lo que debió haber sido una gran fiesta de principio a fin. El partido empezó con una demora de 75 minutos porque los portones de acceso al Hard Rock Stadium fueron sobrepasados por miles de hinchas, en su mayoría colombianos, que lograron ingresar sin entradas y colapsaron los controles policiales. Hubo corridas, heridos, detenidos, momentos de descontrol y absoluta impotencia de Comembol y la seguridad para poner en caja la situación. Miles de personas vieron el partido en forma gratuita. Miles, con los boletos en las manos no pudieron pasar. Un bochorno.

El partido en sí fue todo lo complicado que se preveía. Le costó a la Argentina el primer tiempo encontrar líneas de pase porque Colombia presionó desde tres cuartos de cancha hacia atrás y encimó a los receptores. Entonces, se dependió demasiado de los saques largos de «Dibu» Martínez. Messi debió bajar para entrar en juego y la pelota tampoco le llegó a Julian Alvarez. Colombia jugó mejor de a ratos. Pero sin llegar al arco argentino.

Las conmovedoras lágrimas de Messi que salió lesionado a los 19 minutos del segundo tiempo no achicaron a la Selección. Su reemplazante, Nicolás Gonzalez entró bien al partido y Enzo Fernándezy Alexis Mac Allister le dieron al equipo el control del juego que le estaba faltando. Por eso, la Selección cerró mejor el segundo tiempo, con más aire, presencia y caracter que una Colombia que se fue apagando. Pero a la que no pudo quebrar en el marcador.

Scaloni oxigenó el equipo para el alargue con los ingresos de Lautaro Martínez, Lo Celso y Paredes por Julián Alvarez, Enzo Fernández y Mac Allister. El partido estaba para cualquiera. Y a los 7 minutos de la segunda etapa, los tres que ingresaron se conjugaron para darle a la Argentina el gol que valió otra Copa: Paredes recuperó una pelota, Lo Celso habilitó a Lautaro y el goleador convirtió mano a mano ante Vargas. Argentina bicampeón de América. Con presencia y convicción ganadora. Para toda la alegría de un país que durmió menos con tal de festejarla.  


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.