Conectarse con nosotros

NACIONALES

La obra pública encendió motores

Publicado

el


Los anuncios ponen de manifiesto su rol estratégico para impulsar la economía. Repavimentación de rutas, obras hidráulicas y otras mejoras

Por Natalí Risso

La obra pública "es la palanca para poner de pie al país", descató Katopodis.
La obra pública «es la palanca para poner de pie al país», descató Katopodis.

El presidente Alberto Fernández inauguró este martes cien obras públicas en 99 municipios de todo el país. Representan 31.992 millones de pesos invertidos en repavimentación de rutas, arreglo de veredas, obras hidráulicas para evitar inundaciones y recuperar hectáreas productivas, infraestructura social y  acceso a servicios. 

Estas inauguraciones forman parte de un plan integral que lleva adelante 1.819 obras en las 23 provincias y CABA. «Cuando llegamos el 10 de diciembre de 2019, había 270 obras vigentes en el Ministerio de Obras Públicas, de las cuales el 70 por ciento estaban paralizadas», explicó el titular del área, Gabriel Katopodis, durante el anuncio. Además, hay otras 1.133 proyectos que se encuentran en circuito de evaluación y aprobación.

«No son puestas en escena, son obras en cada rincón del país gracias a una decisión del presidente de que sean la obra pública y la industria nacional las palancas para poner de pie al país«. De esta manera, el ministro Katopodis resumió uno de los pilares que sostuvo el gobierno desde que comenzó a pensar la recuperación económica una vez matizada la primera ola de la covid-19. 

Es que la obra pública es la herramienta que primero apareció y más firme mantiene el ejecutivo nacional en su hoja de ruta para recuperar la economía. Y es uno de los puntos en que la coalición de gobierno no presenta fisuras: desde el ministro de Economía Martin Guzmán hasta el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof recuperan este instrumento como protagónico para dinamizar la economía, mejorar la calidad de vida y crear puestos de trabajo. 

Las obras

El 70 por ciento del monto de las obras inauguradas fueron destinadas a las provincias de Río Negro, Buenos Aires y Santa Fé, que concentran cada una alrededor de un cuarto del total de 31.992 millones de pesos invertidos. El 8 por ciento del monto se destinó a la provincia de Santiago del Estero, otro 7 por ciento a Córdoba y un 4 por ciento a Corrientes. 

El 58 por ciento del monto fue invertido en 14 obras de vialidad en 11 provincias; mientras que un 38 por ciento en 9 obras hídricas para recuperar hectáreas productivas en 6 provincias. Un 6 por ciento se invirtió en 37 obras de mejoramiento vial urbano , un 5 por ciento en 31 obras de agua y saneamiento el 0,84 por ciento restante en obras de equipamiento urbano e infraestructura social. 

Por su impacto social y de mejora en la calidad de vida de las comunidades donde fueron ejecutadas, desde el gobierno destacaron 5 obras principales: 2 de repavimentación y mejora de conectividad vial en la provincia de Buenos Aires, una hidráulica para evitar inundaciones entre Córdoba y Santa Fe, una similar en Santiago del Estero y otra vial en Río Negro. 

En Quilmes, Fernández dejó inaugurada junto a la intendenta Mayra Mendoza, la pavimentación y el mejoramiento urbano de la Avenida Santa Fe, entre Donato Álvarez y Camino General Belgrano, que contó con una inversión de 551,6 millones de pesos y beneficiará a alrededor de 200 mil personas: “Esta obra significa mucho por la conexión de nuestros barrios. Era más fácil desde estos lugares llegar a la Ciudad de Buenos Aires que desarrollarse en el mismo distrito. En Quilmes no queremos ser una ciudad dormitorio; el conurbano no puede ser el patio trasero de la Ciudad de Buenos Aires”, dijo la intendenta Mendoza. 

Entre los otros trabajos que quedaron habilitados mediante videoconferencia se encuentran los 61 kilómetros de la nueva autovía de la Ruta Provincial N°11, entre General Lavalle y Mar de Ajó, en la provincia de Buenos Aires, con 2.546 millones de pesos de inversión. Desde allí el gobernador Kicillof afirmó que los 11 kilómetros restantes para terminar de convertir la ruta en autopista se finalizarán en octubre, en tanto la 56 que empalma con la ruta 11 hacia las localidades de Pinamar y Villa Gesell estará terminada en diciembre: «Les va a cambiar el verano a todas las y los argentinos», aseguró.

El presidente se conectó también con el vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo, y el secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, para presentar la finalización de las obras de reacondicionamiento del sistema canal San Antonio – Arroyo de Las Tortugas con un presupuesto de 1.507 millones de pesos. «Esta obra se inició en el gobierno anterior pero se recibió paralizada por una deuda de pago de certificados. No se llevaron los procesos de redeterminación en un contexto inflacionario», aseguró Gil que luego aclaró que «se pagó lo que se había hecho, se reactualizó y corrigieron proyectos para hacer esta obra hidráulica tan importante para el sudeste de Córdoba y oeste de Santa Fe que saneará 400.000 hectáreas para la producción».

Además, en comunicación con el vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri, se realizó la inauguración parcial de cuatro puentes que habilitan el tránsito en 27,4 km de la obra de conversión en autopista de la RN 22 que conecta el puerto de Bahía Blanca con la zona petrolera, en la que transitan todos los días las peras y manzanas de camino al puerto de aguas profundas San Antonio Este para exportar al resto del mundo, y camiones a Vaca Muerta. Esta obra es la más importante en términos de montos invertidos, que alcanzaron los 8.070 millones de pesos.

También estuvo presente de manera virtual el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, para dejar inaugurado el Azud de derivación sobre el Río Salado, junto al canal de enlace y empalme al canal de Dios (Cruz Bajada), en Santiago del Estero que, con una inversión de 2.682 millones de pesos, impactará en la vida de más de 35.000 personas.


NACIONALES

AFIP fiscaliza tus compras: mirá desde qué montos

Publicado

el



Informaron que es por la información que recibe sobre acreditaciones mensuales, extracciones, saldos de las cuentas y consumos con tarjetas.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) actualizó los montos mínimos a partir de los cuales los bancos deben informar los movimientos en las cuentas y tarjetas de las y los contribuyentes.

Las modificaciones permiten a las entidades financieras agilizar su operatoria y el organismo optimiza la información que recibe en forma automática y permanente sobre acreditaciones mensuales, extracciones, saldos de las cuentas, los depósitos a plazo y consumos con tarjetas.

La última actualización se había realizado en 2018. La normativa de la autoridad tributaria, que se publicará este jueves en el Boletín Oficial, incrementa de $10.000 a $30.000 el monto mínimo a partir del cual las entidades financieras deben reportar consumos con tarjeta de débito.

Asimismo, la Resolución General 5138/2022 eleva de $30.000 a $90.000 la cifra mínima para informar las acreditaciones, extracciones, saldos de las cuentas y los depósitos a plazo fijo.

La normativa también introduce mejoras en relación con la información que reportan los bancos sobre los movimientos de las cuentas especiales creadas para la repatriación de activos en el exterior vinculadas al Aporte Solidario y Extraordinario así como las previstas por el Programa de Normalización de la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda.

La suba de tasas de interés anunciada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tendrá impacto en el costo de financiarse a través de las tarjetas de crédito. Es que el tope la tasa nominal anual (TNA) pasó del 43% a 49% -6 puntos porcentuales- desde el pasado 6 de enero.

Mediante la Comunicación A7432, el BCRA decidió «sustituir, con vigencia a partir del ciclo de facturación correspondiente a enero de 2022, al 49% nominal anual el límite al interés compensatorio para financiaciones vinculadas a tarjetas de crédito que pueden aplicar las entidades financieras».

Como 49% es el máximo de TNA que pueden aplicar las entidades financieras, queda en estas si aplican un interés menor a sus clientes.

El Banco Central subió los tipos de interés para las Leliq y los plazos fijos, lo que también obligó a mover la TNA de las tarjetas de crédito.

Uno de los motivos por los cuales el Banco Central fue reticente a subir la tasa de interés a lo largo de todo el 2021 es que no quería afectar el costo del dinero y, por ende, la actividad económica.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.