Conectarse con nosotros

INFO. GENERAL

Chile flexibilizará el ingreso para turistas: conocé los requisitos

Publicado

el



Desde el Ministerio de Salud, anunciaron que a partir del 1 de septiembre, cambiarán las medidas para ingresar al país trasandino.

El Ministerio de Salud anunció una serie de modificaciones al Plan de Fronteras Protegidas, que establecen medidas de control para la pandemia del Covid-19. Finalmente, el país trasandino flexibilizó los criterios.

Los cambios entrarán en vigencia el próximo 1 de septiembre de 2022. Entre las medidas más relevantes, se encuentra la eliminación de la exigencia de completar la declaración jurada C19 para ingresar al país.

“Manteniendo los altos niveles de seguridad que nuestro país ha desarrollado en términos de fronteras protegidas, lo que hemos hecho ahora es mejorar ese proceso, simplificarlo. El C19, que es un documento que solicitábamos a las personas en el ingreso al país, tenía como objetivo poder trazar a las personas, saber quiénes eran y tener la contactabilidad”, explicaron.

El anuncio se realiza en momentos en que hay un aumento del 16% en los casos diarios en 7 días. Este viernes se informaron 12.598 nuevos contagios de Covid y 34 personas fallecidas.

Requisitos
Para ingresar al país, la persona no residente debe mostrar un comprobante de vacunación emitido en el país donde se vacunó
No es necesario que la persona no residente haga el tramite de homologación de vacunas
Los menores de 18 años no tienen ningún requisito para entrar
Si la persona no cuenta con el esquema de vacunación completa, deberá presentar un resultado negativo en un test PCR de máximo 48 horas.
Los viajeros no tendrán que completar la declaración c19
Para un viaje interno, el viajero no residente, no podrá mostrar su comprobante de vacunación y documento de identidad como pase de movilidad. (Diario News)


INFO. GENERAL

Lula ya ganó

Publicado

el


Si bien la política no se rige por las matemáticas, los resultados de la infartante elección vivida en Brasil entre Lula y Bolsonaro, nos dicen que es matemáticamente imposible que Bolsonaro pueda triunfar en primera vuelta.

Viendo los votos que cada uno de ellos obtuvo en primera vuelta, la diferencia a favor de Lula es de 6.186.838 votos.

A la vez los votantes disponibles por fuera de los que ya eligieron a Lula o Bolsonaro (no es muy sensato pensar que quienes ya eligieron en la primera voten distinto en la segunda) ascienden a 9.897.626 electores. Por lo tanto, Bolsonaro solo para empatar a Lula debería sumar el 62,5 % de los votos en juego, lo cual implica un cambio brutal de la tendencia vivida en la primera vuelta.

Si en la primera vuelta de cada 100 en juego, Bolsonaro capturó 43, en la segunda debería obtener un 44% más, 63. Pero aun si lo lograra, el resto de los votantes o por lo menos parte de ellos (quedan disponibles para Lula 3.710.788) votaran a Lula, el líder del PT triunfaría.

Otra manera de ver lo mismo es tomando en cuenta el total de votantes (123.679.626 ) o los votos válidos ( 118.227.018 ), vemos que sacar más del 50 % supone en el caso de los votos totales un cúmulo de votos de 61839814, tomando solo los válidos el 50 % son 59113509.

Frente a dicho objetivo Lula, con cosechar 1.855.394, ya estaría comenzando a superar el 50 % de los votos válidos y necesitaría 4.581.699 para el caso de que todos los votantes participaran.

Distinta es la situación de Bolsonaro. Para superar el 50 % de los votos válidos debería sumar 8.042.232. Debería por lo tanto, quedarse con el 81 % de los electores que están en juego (prácticamente Lula perdería 80 a 20 en los votantes disponibles que definen la segunda vuelta). E incluso si todos los votantes emitieran votos válidos, Bolsonaro necesitaría agregar a su resultado electoral 10.768.537 votantes. Es decir, no sólo todos los que no votaron por Lula y Bolsonaro deberían votarlo, sino que además, votantes de Lula deberían cambiar de voto .

Las matemáticas no rigen la política pero todo parece indicar que en el difícil país- continente Lula ya ganó. Y con él, el mundo, la Región y la Argentina.

Nunca fue fácil, pero es un paso más en la batalla por la democratización y la necesidad de terminar con las desigualdades en nuestra América Latina.

Por Claudio Lozano

Presidente de Unidad Popular.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.