Conectarse con nosotros

NACIONALES

Unión por la Patria prepara una caravana con Massa y Kicillof

Publicado

el


Este sábado los precandidatos del oficialismo iniciarán una recorrida que partirá desde La Matanza para activar el «músculo peronista» los últimos días antes del 13 de agosto. El rol clave de los intendentes para reagrupar y consolidar el piso de votos.
Melisa Molina

Por Melisa Molina

Se acerca el sprint final de la carrera hacia las PASO y en el oficialismo encienden los motores para aprovechar y activar el «músculo peronista» los últimos días que quedan antes del 13 de agosto. El ministro de Economía y precandidato presidencial Sergio Massa, antes de su recorrida por las provincias del norte que comenzará el jueves a la noche, este miércoles estuvo en Almirante Brown y el jueves visitará Ituzaingó. El sábado, una vez que Massa y Agustín Rossi regresen de Tucumán, Unión por la Patria prepara una gran caravana que comenzará en La Matanza, un histórico bastión peronista, junto con el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Así lo definieron el martes por la noche, en una reunión en el bunker de UP, ubicado en la calle Mitre al 300, en la que estuvieron Kicillof, Massa, el presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner y el jefe de campaña, Eduardo «Wado» de Pedro, junto con los intendentes de la primera y tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires.

«La idea de la caravana venía de antes, era una propuesta, pero se validó en esa reunión», contó uno de los participantes del encuentro del martes por la noche con Massa y Kicillof. Entre los intendentes estuvo, por ejemplo, la de Quilmes, Mayra Mendoza, que subió en sus redes sociales una foto abrazada a los dos candidatos y escribió: «Para cuidar y ampliar derechos, para trabajar por el progreso y la dignidad del conjunto de nuestros habitantes, confiemos en quienes son capaces de gobernar nuestra provincia y nuestro país». El jueves temprano Massa y de Pedro irán a Ituzaingó donde harán una recorrida de cercanía y recorrerán una empresa.

La idea del oficialismo es que la dupla Massa-Kicillof tome más relevancia estos días que quedan antes de la PASO porque consideran que, juntos, los dos candidatos le hablan al 70 por ciento del electorado. Sin embargo, aclaran que para eso se necesita de una construcción y que están trabajando en esa línea. Unión por la Patria, hasta ahora no hizo actos proselitistas, más allá del que Massa y Rossi encabezaron en la CGT hace unos días, no hubo, como se evaluó, un acto en provincia de Buenos Aires (podía ser en La Plata) con la participación de todos los candidatos que aparecen en la boleta. «Massa  decidió administrar el tiempo y se está haciendo la campaña como él quería. Primero resolvió lo del Fondo y se mostró gestionando y ahora toca, en los últimos días antes de la elección, animar a la estructura del peronismo«, por eso intensificará sus visitas a las intendencias del conurbano, visitará las provincias y el sábado encabezará la caravana con Kicillof.

«Hay que reagrupar lo nuestro y consolidar nuestro piso», dicen quienes están trabajando en la campaña y que esperan llegar a un 30 por ciento en Nación y «un poco más» en provincia de Buenos Aires. Para ellos la campaña se divide en tres grandes partes. «A esta primera etapa, que dura hasta las PASO, la oposición (por JxC) le encontró sentido con la pelea interna entre sus dos candidatos, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta. Nosotros tenemos que darle sentido porque no tenemos ese atractivo», expresan. En esa línea, en los últimos diez días antes de la PASO, que es cuando la población entra «en modo campaña» y presta más atención a la elección, Massa deberá acelerar y hacer actividades más proselitistas como la de este sábado que se acordó en la reunión con intendentes del martes por la noche.

Según evalúan en Unión por la Patria, los intendentes del conurbano activan sus estructuras porque saben que hay que convocar a los propios, que pueden ausentarse y no ir a votar en la PASO porque están disgustados con el gobierno. «En las intendencias hay reuniones todo el tiempo y la estructura del peronismo del conurbano está al ritmo de la levantada de noviembre del 21. No estamos como en septiembre del 21″, dicen haciendo referencia a la derrota que tuvo el oficialismo en las PASO de las elecciones de medio término en agosto del 2021, que luego tuvo que ser remontada con mucha militancia y recorridas de cercanía en las elecciones generales. Los intendentes, incluso, están trabajando sobre el padrón de los votantes que recuperaron en las elecciones de 2021. «Hay que buscar a los que los votaron en el 19 y en el 21 se alejaron», repiten. De este tema, entre otros, habrían hablado en la reunión del martes por la noche con Massa y Kicillof.

«Sergio es un buen candidato, es un par de los intendentes y lo pueden militar bien», asegura a este diario alguien del gobierno que sigue la campaña muy de cerca. Para él, todavía no es tiempo para que la campaña «explote». «Lo importante en esta etapa es mostrar que Sergio es un candidato serio y el brillo aparecerá después de agosto. Ahora pico y pala y que se lo vea trabajando en el Ministerio, esa es la idea», repiten. Más allá de eso, y de que Massa se siente más cómodo con las recorridas de cercanía que con los actos proselitistas, a medida que se acerque la fecha de la elección habrá actos masivos para mostrar «músculo peronista». El 8 de agosto, por ejemplo, estará el acto en la CGT, y la caravana del sábado también iría en ese sentido. En los últimos diez días, dicen en el comando, «se va a ver más nítido el candidato, va a haber más liturgia. Hay que recuperar el autoestima, la actitud y que la oposición ocupe la agenda con sus peleas», subrayan.


NACIONALES

Organizaciones sociales anuncian cortes para este viernes y el Gobierno ya amenaza con reprimir

Publicado

el


Una veintena de organizaciones sociales que despliegan una amplia red de comedores comunitarios en todas las provincias iniciará mañana un plan de lucha que incluirá protestas en más de 500 puntos de todo el país. Ante este anuncio, la respuesta del Gobierno de Javier Milei fue que reprimirá cualquier corte de calle.

El lanzamiento de los reclamos tuvo lugar este mediodía frente al Obelisco durante una conferencia en la que se denunció que el Ministerio de Capital Humano a cargo de Sandra Pettovello “agotó todas las instancias posibles de diálogo” para revertir la entrega de alimentos a los comedores que funcionan en los barrios más postergados.

“Somos 140 mil trabajadoras socio-comunitarias que todos los días y sin un salario cocinamos en 44 mil comedores populares a los que van más de 10 millones de personas” de bajos recursos, fue la presentación que hicieron ante la prensa.

Ante “la falta de respuestas del ministerio inhumano, decidimos dar batalla porque el hambre no espera”, enfatizaron y anunciaron para mañana viernes “500 puntos” en reclamo de ayuda social.

Las acciones tendrán lugar “a los largo de todo el país, en rutas, accesos y avenidas más importantes de las ciudades”, indicaron.

La amenaza del Gobierno: «Si cortan la calle, la Policía va a actuar»

La respuesta del Gobierno frente a este anuncio fue una advertencia de represión. En su clásica conferencia, el vocero Manuel Adorni fue irónico y enfático en la amenaza: «Ante la manifestación de mañana de organizaciones piqueteras a Plaza de Mayo, queríamos recordarles algunos consejos: si cortan la calle, la Policía va a actuar; si cometen ilegalidades, la Policía va a actuar; quienes marchan perderán, el plan, y quienes traigan niños, serán reportados al Ministerio de Capital Humano», dijo.

Los y las representantes de los comedores y merenderos a cargo de organizaciones sociales y políticas dieron una larga lista de razones por las cuales iniciarán el plan de lucha, que se extenderá hasta que el Gobierno de Milei “comprenda la gravedad de la situación de emergencia alimentaria en que vivimos”.

“No les molesta la intermediación, les molesta la organización popular y el de la clase obrera. Les molesta la justicia social”, dice el documento consensuado y leído frente al Obelisco.

El texto critica que la administración de La Libertad Avanza y de Juntos por el Cambio “favorecen a los grandes grupos empresariales que son los ganadores de este modelo”, mientras que “no les tiembla el pulso para quitarles la comida del plato a millones de familias”.

“En esta coyuntura, el Gobierno decide eliminar la última barrera de contención que tienen las familias más empobrecidas, que es la asistencia alimentaria”, subrayaron.

Por eso, agregaron, “no vamos a tolerar la falta de respeto, el maltrato y la crueldad a la que este Gobierno, a través de su ministra Sandra Pettovelo, pretende someternos”, puntualizaron.

Denunciaron, además, que “no hemos recibido ni un kilo de alimentos desde que asumió este gobierno y vemos con impotencia, dolor y bronca las alacenas vacías que están dejando sin comer a la gente en todos los barrios populares del país.”

De las protestas de mañana participarán integrantes de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), la Unidad Piquetera (UP), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Bloque Piquetero Nacional, Libres del Sur, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Frente Nacional Territorial (FeNat CTA-A) y la Organización Barrial Tupac Amaru, entre varias más.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.