Conectarse con nosotros

NACIONALES

Cambios en el Gobierno

Publicado

el


Se oficializó una polémica designación de Aníbal Fernández en el Ministerio de Seguridad

Se trata de Lucas Gaincerain, quien fue designado como jefe de asesores. Fue denunciado en distintas causa por corrupción, aunque en algunas fue sobreseído.

Lucas Gaincerain, quien acompañó a Aníbal Fernández en distintas gestiones en la administración pública, fue designado como jefe de la Unidad Gabinete de Asesores del Ministerio de Seguridad.

Lucas Gaincerain, quien acompañó a Aníbal Fernández en distintas gestiones en la administración pública, fue designado como jefe de la Unidad Gabinete de Asesores del Ministerio de Seguridad.https://7643fcb5dded8447bbf4f02afc0b48b3.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Mediante el Decreto 697/2021, publicado este jueves en el Boletín Oficial, Gaincerain quedó como confirmado como el jefe de asesores de Aníbal Fernández, quien reemplazó a Sabina Frederic en la cartera de Seguridad tras las elecciones del 12 de septiembre pasado.

 Gaincerain, conocido como “el Colorado”, es un dirigente del peronismo bonaerense que estuvo ligado al fallecido diputado José María Díaz Bancalari y fue hasta ahora coordinador general de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), en momentos que  conducía Fernández.

El funcionario es un hombre allegado al ministro de Seguridad, quien lo definición hace un tiempo como «un amigo de la política».

Lo cierto es que Lucas Gaincerain estuvo acusado en distintas causas que se investigaban delitos de corrupción.

El contador estuvo vinculado a la administración pública en los doce años del gobierno kirchnerista. Entre 2003 y 2007 cumplió funciones en el Ministerio del Interior, cuando Aníbal Fernández estuvo al frente de la cartera y lo designó como subsecretario de Coordinación.

Luego, cuando Aníbal pasó al Ministerio de Justicia y Seguridad, Gaincerain fue nombrado como subsecretario de Coordinación, cargó que ocupó hasta 2009. Ese año, Fernández asumió como jefe de Gabinete en reemplazo de Sergio Massa, y entre sus primeras designaciones nombró a Gaincerain en el cargo de secretario de Coordinación Administrativa y Evaluación Presupuestaria.

En 2011 fue designado como secretario administrativo de Diputados a partir de un acuerdo sellado entre Aníbal Fernández y el entonces presidente de la Cámara baja Julián Domínguez. También ocupó un cargo en el Senado.

Además, Gaincerain fue subsecretario de Coordinación de la Secretaría General de la Presidencia, entre fines de 2014 y principios de 2015, cuando Aníbal Fernández volvió a desembarcar en la Jefatura de Gabinete para suceder a Jorge Capitanich.

Por los distintos cargos que ocupó en el Gobierno, Gaincerain se vio involucrado en varias causas que se investigaban delitos de corrupción. En algunas ya fue sobreseído como en el caso por presuntas irregularidades en la implementación del programa Fútbol para Todos (FPT).

En 2016 le allanaron su estudio contable por una denuncia de presunta malversación de 62 millones de pesos por un contrato con la productora de Andrea del Boca por la realización de la telenovela «Mamá Corazón». En esa causa, el contador se puso a disposición de la Justicia, facilitó todos los papeles y aclaró que se trató de un cliente que atendió de forma particular.

En el 2017, Elisa Carrió denunció a Gaincerain por supuesto lavado de dinero, porque aparecía como presidente de una empresa offshore llamada Katsu Trading S.A. creada en Panamá en 2013.

Al parecer, el contador tomó el control de la empresa el 15 de marzo de 2013, pero la compañía nunca había sido declarada en sus Declaraciones Juradas. 

Paralelamente Gaincerain  fue empleado de la empresa PTP Warrant SA, dedicada a operaciones portuarias, almacenamiento y transporte pluvial.

Además Gaincerain fue mencionado en el escándalo de los cuadernos al ser sospechado de recibir coimas en el marco de una licitación por obras en el Riachuelo.

GRB


NACIONALES

“Le echó la culpa a su amigo imaginario”, el estremecedor relato de la mamá del nene asesinado por su hermana

Publicado

el



La mamá también contó que la adolescente se encontraba bajo tratamiento psicológico, pero que no tomaba medicación

El lunes 19 de septiembre una joven de 13 años asesinó a su hermano menor luego de tener una crisis impulsiva. Durante la tarde del sábado, habló su mamá y contó algunos detalles sobre lo que sucedió, así como el estado en el que se encuentra su hija ahora. Lo cierto es que Roxana confesó que desde el episodio no ha podido volver a la joven.

“Jamás imaginé que mi hija podría hacer algo así. Busqué ayuda de todas las maneras. La llevé a psicólogos, psiquiatras, neurólogos. Las consultas duraban 5 o 10 minutos. Así como íbamos, nos volvíamos. La hacían mirar para arriba y para abajo. Le pedían que levantara el pie. ‘Yo la veo normal’, me decían. Pero en mi casa yo veía cosas en ella que no eran normales”, contó.

La agresora se encuentra en un estado de inimputabilidad ya que su estado mental permite que no pueda ser procesada. Ahora, está internada en un hospital psiquiátrico y bajo el efecto de un poderoso sedante. La mamá no la volvió a ver y asegura que por el momento la va a dejar ahí hasta que tenga las fuerzas de poder colaborar con su recuperación.

“Además del inmenso dolor que siento, me pregunto por qué los especialistas no pudieron hacer más. Esto se podría haber evitado. Me decían que no podían medicar a mi hija porque no veían nada extraño, pero para mí todo era extraño. La revisaban dos minutos, nos volvíamos a casa y ella muchas veces tenía la mirada perdida. Le hablaba y no me contestaba. Se enojaba y no entendía por qué. Todo el año así”, continuó.

Roxana contó que siempre procuraba no dejar a sus dos hijos solos en la casa, pero el día del hecho las cosas salieron mal. Su padre fue convocado a trabajar como inspector de tránsito mientras que ella estaba en clases. La adolescente le envió un mensaje de texto a su madre diciendo que había matado al bebé.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.