Conectarse con nosotros

NACIONALES

Cambios en el Gobierno

Publicado

el

Compartir:

Se oficializó una polémica designación de Aníbal Fernández en el Ministerio de Seguridad

Se trata de Lucas Gaincerain, quien fue designado como jefe de asesores. Fue denunciado en distintas causa por corrupción, aunque en algunas fue sobreseído.

Lucas Gaincerain, quien acompañó a Aníbal Fernández en distintas gestiones en la administración pública, fue designado como jefe de la Unidad Gabinete de Asesores del Ministerio de Seguridad.

Lucas Gaincerain, quien acompañó a Aníbal Fernández en distintas gestiones en la administración pública, fue designado como jefe de la Unidad Gabinete de Asesores del Ministerio de Seguridad.https://7643fcb5dded8447bbf4f02afc0b48b3.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Mediante el Decreto 697/2021, publicado este jueves en el Boletín Oficial, Gaincerain quedó como confirmado como el jefe de asesores de Aníbal Fernández, quien reemplazó a Sabina Frederic en la cartera de Seguridad tras las elecciones del 12 de septiembre pasado.

 Gaincerain, conocido como “el Colorado”, es un dirigente del peronismo bonaerense que estuvo ligado al fallecido diputado José María Díaz Bancalari y fue hasta ahora coordinador general de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), en momentos que  conducía Fernández.

El funcionario es un hombre allegado al ministro de Seguridad, quien lo definición hace un tiempo como «un amigo de la política».

Lo cierto es que Lucas Gaincerain estuvo acusado en distintas causas que se investigaban delitos de corrupción.

El contador estuvo vinculado a la administración pública en los doce años del gobierno kirchnerista. Entre 2003 y 2007 cumplió funciones en el Ministerio del Interior, cuando Aníbal Fernández estuvo al frente de la cartera y lo designó como subsecretario de Coordinación.

Luego, cuando Aníbal pasó al Ministerio de Justicia y Seguridad, Gaincerain fue nombrado como subsecretario de Coordinación, cargó que ocupó hasta 2009. Ese año, Fernández asumió como jefe de Gabinete en reemplazo de Sergio Massa, y entre sus primeras designaciones nombró a Gaincerain en el cargo de secretario de Coordinación Administrativa y Evaluación Presupuestaria.

En 2011 fue designado como secretario administrativo de Diputados a partir de un acuerdo sellado entre Aníbal Fernández y el entonces presidente de la Cámara baja Julián Domínguez. También ocupó un cargo en el Senado.

Además, Gaincerain fue subsecretario de Coordinación de la Secretaría General de la Presidencia, entre fines de 2014 y principios de 2015, cuando Aníbal Fernández volvió a desembarcar en la Jefatura de Gabinete para suceder a Jorge Capitanich.

Por los distintos cargos que ocupó en el Gobierno, Gaincerain se vio involucrado en varias causas que se investigaban delitos de corrupción. En algunas ya fue sobreseído como en el caso por presuntas irregularidades en la implementación del programa Fútbol para Todos (FPT).

En 2016 le allanaron su estudio contable por una denuncia de presunta malversación de 62 millones de pesos por un contrato con la productora de Andrea del Boca por la realización de la telenovela «Mamá Corazón». En esa causa, el contador se puso a disposición de la Justicia, facilitó todos los papeles y aclaró que se trató de un cliente que atendió de forma particular.

En el 2017, Elisa Carrió denunció a Gaincerain por supuesto lavado de dinero, porque aparecía como presidente de una empresa offshore llamada Katsu Trading S.A. creada en Panamá en 2013.

Al parecer, el contador tomó el control de la empresa el 15 de marzo de 2013, pero la compañía nunca había sido declarada en sus Declaraciones Juradas. 

Paralelamente Gaincerain  fue empleado de la empresa PTP Warrant SA, dedicada a operaciones portuarias, almacenamiento y transporte pluvial.

Además Gaincerain fue mencionado en el escándalo de los cuadernos al ser sospechado de recibir coimas en el marco de una licitación por obras en el Riachuelo.

GRB

NACIONALES

Punta Tombo: “Se destruyeron nidos vacíos, no se produjo la masacre” que se denunció

Publicado

el

Compartir:


Víctor Fratto conversó con Radio 3 sobre lo denunciado días atrás en Punta Tombo y apuntó que “hubo una reacción desmedida”, apuntando que al principio “todos nos indignamos pero después aparecen las pruebas y ahí se ve el final”. Enfatizó que si bien “hubo impacto, no se produjo la masacre de la cantidad de pingüinos” que se dijo en un primer momento.

El especialista en Áreas Protegidas, Víctor Fratto, se refirió al caso denunciado la semana pasada en Punta Tombo por la presunta muerte de cientos de ejemplares de pingüinos de Magallanes.

Si bien Fratto remarcó que “me pasó lo que a todo el mundo, te sorprendes y te enojas, después esto se fue desculando”, enfatizando que hubo “una reacción desmedida en torno al caso”.

Sin entrar en la cuestión de fondo y las intencionalidades que podrían existir, el especialista lamentó que la reacción generara que “medios internacionales calificaran a Chubut como masacre o zona de sacrificio”.

Apuntó así que “no se puede hablar livianamente de masacre” ya que Chubut tiene “trayectoria” en el cuidado medioambiental.

Sobre la cifra de ejemplares presuntamente muertos, apuntó que “son estimaciones del informe oficial”, pero consideró que no es así ya que “en agosto se pasó la maquina” para abrir el camino, cuando las aves aún no estaban en la zona para anidar.

En este contexto, explicó que las propiedades privadas en áreas protegidas “se manejan como toda la vida, las actividades se siguen desarrollado pero con determinados cuidados”.

En este caso, “se produjo un impacto, en agosto se pasó la máquina y se destruyeron nidos vacíos, ahí está el impacto. Lo que no se produjo fue la masacre de esta cantidad de pingüinos. No se actuó como se debería haber actuado”, enfatizó.

Apuntó que en esto “es el Estado el que tiene que acompañar, el productor es productor y no tiene que saber de conservación, es el Estado el que tiene que acompañar. Cuando se produce un impacto, es porque alguien no acompañó”, sentenció.

Sobre el final reiteró que restan realizar pericias, pero con conocimiento del área “y con solo ver, se puede saber que las cosas son como las dice el dueño de la estancia”.

Cerró enfatizando que al principio “todos nos indignamos pero después aparecen las pruebas y ahí se ve el final. La conservación en Chubut no se mancha, no hay que manchar eso y es lo único que quiero, estoy del lado de salvaguardar la imagen de conservación que tiene nuestra Provincia”, cerró

Seguir leyendo

Más leídas - últimas 24Hs.

Patagonia Nexo - Río Turbio, 9407, Santa Cruz, Argentina
Email: revistanexo@gmail.com - Whatsapp 2966529165
Copyright © 2009-2021 Patagonia Nexo - Registro de propiedad en trámite - Todos lo derechos reservados.