Conectarse con nosotros

NACIONALES

«Qué pueblo de mierda»: el desprecio de Luis Juez por los argentinos

Publicado

el


El senador Luis Juez continúa en su cruzada para quedarse con un sillón en el Consejo de la Magistratura y esta vez, con tono mundialista, responsabilizó «al pueblo argentino» por no pelear por ese lugar que él reclama. «Somos jodidos los argentinos, qué pueblo de mierda, le exigimos mucho más a un equipo de fútbol que a los dirigentes», dijo, desbordado, el referente cordobés de Juntos por el Cambio. 

Juez habló con el canal LN+ en las horas posteriores a la victoria de la Argentina contra México y luego de algunas derrotas propias en el Poder Judicial: en el fuero penal, el juez federal Daniel Rafecas se declaró incompetente en la demanda que el cordobés presentó contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, mientras que la jueza en lo contencioso administrativo federal María Alejandra Biotti hizo lo mismo en el amparo que el senador presentó para bloquear el asiento del Consejo de la Magistratura del bloque minoritario del oficialismo. 

El senador Luis Juez continúa en su cruzada para quedarse con un sillón en el Consejo de la Magistratura y esta vez, con tono mundialista, responsabilizó «al pueblo argentino» por no pelear por ese lugar que él reclama. «Somos jodidos los argentinos, qué pueblo de mierda, le exigimos mucho más a un equipo de fútbol que a los dirigentes», dijo, desbordado, el referente cordobés de Juntos por el Cambio. 

Juez habló con el canal LN+ en las horas posteriores a la victoria de la Argentina contra México y luego de algunas derrotas propias en el Poder Judicial: en el fuero penal, el juez federal Daniel Rafecas se declaró incompetente en la demanda que el cordobés presentó contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, mientras que la jueza en lo contencioso administrativo federal María Alejandra Biotti hizo lo mismo en el amparo que el senador presentó para bloquear el asiento del Consejo de la Magistratura del bloque minoritario del oficialismo. 

El cordobés reclama conseguir la silla en el Consejo de la Magistratura por la segunda minoría del Senado, algo que el oficialismo bloqueó al dividir su bancada en dos y otorgarle el lugar al senador Martín Doñate (Unidad Ciudadana). Hasta el momento, solo la Corte Suprema viene tirando paredes con Juez, primero al darle la razón por el periodo de consejero que venció este noviembre y ahora al demorar la jura de los nuevos candidatos de la Cámara alta para el órgano judicial, en cuya nómina el oficialismo volvió a nombrar a Doñate. 

«Somos jodidos los argentinos, qué pueblo de mierda»

«Ya tenemos preparado el quilombo en la puerta si nos deja afuera Polonia, si no clasificamos a los octavos, pero te aparece un chanta como Massa, te aparece Cristina, que te roba un lugar de la oposición. Y… ‘Ah, bueno es la dirigencia, vamos a ver qué hacemos’. Somos jodidos los argentinos, qué pueblo de mierda, le exigimos mucho más a un equipo de fútbol que a los dirigentes», lanzó el senador nacional poniendo como preocupación nacional su cruzada por llegar al Consejo de la Magistratura. 

Segundos después de haber calificado a los argentinos como «un pueblo de mierda», Juez buscó pasar su insulto como un exceso de sinceridad: «Sé que se van a enojar con esta frase, pero lo siento en el alma. Siento que somos mucho más feroces con nuestros jugadores, que con nuestra dirigencia política». 

El periodista Luis Majul, que lo entrevistaba para LN+, buscó cambiar de frente la entrevista y le tiró un centro: «Hay una situación en la Argentina en la que los que peor están, por un lado son subsidiados y, por otro, hay una ‘revolución de los mansos’ que no está orgánicamente representada y que espera un cambio de Gobierno. Está harta, enojada, pero no hay grupo de líder que la lleve».  

«A nosotros no nos tiene que mover un líder sino el futuro de nuestros hijos», tiró para la tribuna Juez y siguió con la línea discursiva del ala dura del PRO atacando al gremialista Roberto Baradel confiado de «los quilombos que nos van a estar haciendo cuando gobernemos este país». «La gente nos va a dar la oportunidad de ganar, pero a estos tipos que no están haciendo nada los vamos a tener en la vereda de en frente», apuntó.  

Juez contra la democracia

El exabrupto de Juez al tildear a los argentinos como «un pueblo de mierda» sigue la línea de las últimas declaraciones del senador cordobés. Dos semanas atrás, aprovechó su participación en el programa de Mirtha Legrand, para sostener que «ningún argentino puede decir que la democracia le cambió la vida»

La declaración de Juez generó una rápida respuesta de la periodista Pilar Rahola, quien le recordó que la democracia salva vidas frente a las dictaduras, y Juez no se retractó sino que señaló que él se refería al «estándar de vida», sin analizar ni el modelo económico instalado tras el golpe de Estado ni el hecho de vivir inmersos en un plan sistemático de desaparición y apropiación de personas.  

Días después, Juez volvió a atacar el sistema democrático enojado por el resultado de la sesión del Senado, en la que se votó la nómina de candidatos al Consejo de la Magistratura sin inculir su nombre y desafiando la sentencia de la Corte Suprema sobre el caso. «Ni en la época de la sangrienta dictadura militar se animaron a desoír una sentencia de la Corte», sostuvo Juez y puso como ejemplo la detención ilegal de Jacobo Timerman, que le valió ser desmentido por parte de la familia del emblemático editor y periodista


NACIONALES

La Justicia falló a favor de Chubut: obliga al Gobierno nacional a devolverle los fondos de la coparticipación

Publicado

el


  • El fallo es del Juzgado Federal de Rawson n° 1.
  • El Gobierno de Milei deberá girarle a la provincia los 13.500 millones de pesos que le había retenido.

La Justicia falló a favor de la provincia de Chubut en la disputa que mantiene su gobernador Ignacio Torres con el presidente Javier Milei. El fallo del Juzgado Federal de Rawson n° 1 obliga al Gobierno nacional a devolverle los fondos de la coparticipación.

Se trata de los 13.500 millones de pesos que el Estado nacional había retenido y por los que se había abierto un fuerte conflicto entre la administración nacional y los gobernadores.

El fallo ordena el «cese de la retención que -en concepto de reembolsos por préstamos acordados en el marco del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial- la demandada viene realizando sobre las sumas que ha de percibir aquella en concepto de Coparticipación Federal de Impuestos; ello, hasta tanto se concrete la refinanciación de la deuda y por el periodo máximo comprendido por el ejercicio financiero en curso».

En el segundo punto resolutivo, exhorta a ambas partes a que arbitren «medios conducentes tendientes a la cancelación y/o refinanciación de la deuda, en condiciones razonables, que no importen el compromiso de servicios esenciales del estado provincial».

La resolución del juzgado además sostiene que al guardar silencio ante las solicitudes de refinanciación y autorización de endeudamiento efectuadas por la provincia del Chubut, el Estado Nacional habría perdido de vista los principios constitucionales de buena fe y lealtad federal, que impedían adoptar medidas intempestivas que afecten seriamente a las provincias, en este caso a Chubut.

Para el fallo, en este caso se encuentran en juego los principios de solidaridad, equidad, automaticidad y funcionalidad.

«Que respecto de la automaticidad en la remisión de los fondos la misma tendría a evitar el bloqueo de los recursos usados como herramienta de presión política a las provincias por parte del gobierno federal». Y afirma que el Estado Nacional «estaría bloqueando recursos coparticipables como herramienta de presión política a la provincia del Chubut, lo que implicaría una manifiesta vulneración del principio de automaticidad».

La Justicia Federal pone bajo la lupa el cambio de actitud de la Casa Rosada para con la provincia de Chubut. «habiendo el Estado Nacional asistido financieramente a un Gobierno Provincial saliente, con mayor razón debería apoyar y flexibilizar su política de saneamiento y refinanciación de deudas publicas provinciales -accionar que habría sido aplicado a la provincia en el pasado cercano, tan solo distante doce meses atrás-, máxime cuando tampoco ha variado el marco normativo», explica.

Y apunta que la decisión del Estado es «irracional» porque es «contrario a la finalidad de la norma que constituye el Fondo y a la que dispone la refinanciación de la deuda ahora en pugna, pues, encontrándose en una posición claramente dominante, decide ignorar las peticiones de refinanciamiento efectuadas por la Provincia, obviando el estado de emergencia que atraviesa».

«A su vez omite adoptar medidas paralelas que amortigüen los efectos negativos que en la economía de la accionante provoca el dejar de percibir de manera diaria los fondos coparticipables que le corresponden. En efecto, una media de tal naturaleza repercute negativamente en las arcas provinciales, poniendo en situación de riesgo el cumplimiento de funciones esenciales», sostiene el fallo del juez Hugo Sastre, titular de Juzgado Federal N°1 de Rawson.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.