Conectarse con nosotros

PROVINCIALES

Marihuana: Especialista explicó por qué no debe legalizarse y se preguntó cuál es la mirada de los candidatos

Publicado

el


Un Técnico en Prevención de Drogadependencia y Diplomado en Drogadependencia en tratamiento de adicciones tóxicas y no tóxicas, se preguntó por qué el tema se plantea en este contexto. El documento de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia.

Durante la semana, nuevamente se volvió a poner en debate la legalización de la marihuana para el consumo recreativo.

Como sucedió en el Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas, la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia criticó la posibilidad de legalizar esta droga, mediante un duro comunicado. (Ver abajo)

También opinó Héctor Silva, Licenciado en Dirección y Supervisión Educativa, y miembro del equipo de coordinación del “Hogar de Cristo”, pero además Técnico en Prevención de Drogadependencia y Diplomado en Drogadependencia en tratamiento de adicciones tóxicas y no tóxicas.

«Nos preguntamos por qué ahora se habla de este tema, o hay algo que no concomemos, como un negocio multinacional, o es la búsqueda del voto juvenil en campaña», indicó a TiempoSur.

El especialista -que trabaja en el terreno con jóvenes con problemas de adicciones- se preguntó primero «cuál es la mirada» de los candidatos sobre la legalización de la marihuana, ya que van a ocupar una banca en el Congreso de la Nación. «El problema tiene que ver con esto, pero también se pone en juego qué modelo de sociedad queremos», expresó.

Argumentó que la marihuana, tiene efectos «agudos en los pibes y no sólo cambios de ánimo, sino riesgo en la percepción».

Esto se acentúa en jóvenes que «no tienen una buena alimentación, afecta el proceso de calidad educativa y pega mal en ese cerebro», añadió.

Silva trabaja hace 20 años con drogadependientes, por lo que enfatizó que el consumo afecta a jóvenes con problemas cognitivos «y esto lo potencia aún más y si tiene un cuadro más, despierta psicosis hasta esquizofrenia».

Silva explicó que esto sucede porque existe un «policonsumo», que con la sustancia tiene un efecto particular ya que la marihuana «es un depresor».

«Por ejemplo, hay gente que usa la marihuana para dormir, pero la pregunta es qué tipo de consecuencias me traerá al mediano o largo plazo, ya que no puedo depender de una sustancia para dormir, y ahí uno habla de una dependencia que se genera como cualquier otro psicofármaco, lo que representa un riesgo», señaló.

Planteó que el principal problema que hay con una sustancia, es legal, como es el alcohol, y si se legaliza la marihuana – que tiene efectos nocivos advertidos por la propia Organización Mundial de la Salud- podría «ser más consumida». «El alcohol está prohibido en menores, pero el inicio de consumo es a los 12 años», marcó, por lo que lo mismo podría suceder con la marihuana.

Resalto que en Santa Cruz en los últimos cinco años, los días de clases dictados «fueron muy pobres». «Lo primero que les llega los chicos, es esto, la droga en un sistema de salud que no tiene un Centro de rehabilitación, y esto lo sabemos los que trabajamos en el terreno porque no tenemos lugares adónde llevar a un pibe».

NO ES ÁMSTERDAM

La legalización -recalcó- aumentará el consumo porque «estará al alcance de la mano». Tampoco estimó que exista un debido control, como sucede en Ámsterdam, capital de Países Bajos, en donde está legalizado el consumo, pero en «donde no podés fumar en la calle, porque te aplican la ley. Pero para llegar ahí, a esa situación, tenemos que leer un libro y no empezar por el último capítulo de un libro que no leímos».

También expuso que en Ámsterdam existe «un estado que brinda cobertura de salud terapéutica, pero acá no».

DOCUMENTO

Documento de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia

Conferencia Episcopal Argentina:

«Es inexplicable que hoy se hable de hipocresía al momento de hablar de la legalización de la marihuana (y otras drogas) en el contexto de pobreza e indigencia que viven cientos de miles de adolescentes y jóvenes que no pueden aspirar a una capacitación seria o a un trabajo digno, fruto de décadas de postergación.

La clase política sigue una agenda que no es de este tiempo en los barrios populares ni tampoco de las clases media ya resignadas a su decadencia. Por eso intentan dar clases de pobrismos los mismos que los originaron o hablan del uso recreativo del cannabis como si fuéramos un país nórdico.

Quienes vivimos y trabajamos en los barrios populares —y no somos turistas en ellos— sabemos del daño que ocasionan el alcohol y la marihuana en los niños, adolescentes y jóvenes abandonados a su suerte por un Estado de carácter liberal. Sin mayores ayudas para que puedan desarrollar sus vidas como Dios manda, terminan entrampados en drogas que los condicionarán de por vida.

Lo que hoy debieran estar discutiendo Gobierno y oposición es la manera real en que estos jóvenes puedan acceder a un trabajo digno en los barrios más pobres. La hipocresía sigue siendo no responder a esa gran demanda que lleva años en nuestro país: ¿cómo originar trabajo? ¿Acaso hay algún otro negocio que debamos conocer los argentinos y que se esconde en esta especie de búsqueda de votos juveniles con promesas auspiciadas por el merchandising del cannabis?

Resulta muy triste que lo único que una la famosa grieta sean los temas que ignoran la vida y la opinión de los sectores populares.

Desde la Comisión de Adicciones de la Iglesia Católica hemos hablado muchas veces de este tema, pero los intereses económicos y políticos prevalecen. La mirada burguesa de sectores oficialistas y de la oposición nada tienen que ver con un sentido integral y popular de la vida.

¿Todavía no saldamos la deuda con tantos muertos en la Argentina por Covid y ya estamos buscando chocar una vez más con nuestro pueblo herido?

¿La propuesta es legalizar la marihuana cuando todavía no tenemos lugares de recuperación para los miles de pibes y pibas que están desapareciendo a causa del consumo del paco?

¿La propuesta es legalizar la marihuana cuando la gran mayoría de los jóvenes de nuestros barrios más pobres no llega a terminar la secundaria y tampoco encuentra trabajo?

¿La propuesta es legalizar la marihuana cuando en nuestros barrios más pobres no hay agua, cloacas, luz, escuela, club?

¿La propuesta es legalizar la marihuana cuando tenemos más pibes y pibas flagelados por la droga en las cárceles que en hogares de recuperación?

Mientras la sociedad mira desconcertada el abismo cada vez mayor entre ricos y pobres, la política argentina se sigue entreteniendo con temas de campaña».


PROVINCIALES

Senadores santacruceños votaron en contra la Ley Base

Publicado

el


Luego de una maratónica sesión, se aprobó en general la Ley Bases. Hubo empate y definió Villarruel. El voto de los representantes de la provincia

Durante la sesión de Senadores, se votó la «Ley Bases», la iniciativa del Gobierno nacional para avanzar en la flexibilización de la economía y la reforma del Estado.

Fue una jornada intensa de negociaciones y expectativa hasta el final sobre los votos. 

De hecho la votación en general terminó empatada 36 a 36. Tuvo que desempatar la vicepresidenta Victoria Villarruel.

En la previa había mucha expectativa por los votos de Santa Cruz. Gadano y Carambia (Por Santa Cruz, la alianza del gobernador Vidal) habían señalado que no querían dar quorum para tratar la Ley, ya que pedían impulsar primero la movilidad jubilatoria y los cambios en el paquete fiscal.

Alicia Kirchner (Unión por la Patria), ya había anticipado su voto en contra.

Finalmente los tres senadores santacruceños votaron en contra de la Ley.

Al cierre de la jornada se votaba los puntos en particular. 

(El Diario Nuevo Día) 


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.