Conectarse con nosotros

NACIONALES

Luis «Toto» Caputo, el Messi de tomar deuda a cien años y administrar offshore

Publicado

el


Caputo fue titular del Banco Central y ministro de Finanzas durante el gobierno de Mauricio Macri. Cumplió un rol central en épocas donde se gestaba el millonario préstamo con el FMI. Su romande con las offshore y los vínculos de su familia con los instigadores del atentado a Cristina Kirchner.

Javier Milei anunció que Luis «Toto» Caputo será su ministro de Economía. La Oficina del Presidente Electo había dicho que hasta el 10 de diciembre no se conocerían los nombres de los funcionarios pero con el paso de los días algunos fueron confirmándose y fue el propio presidente electo quien al regreso de su primer viaje a Estados Unidos comunicó el nombramiento del titular del Palacio de Hacienda.

“Estamos avanzando fuertemente. La reunión con el Tesoro y con el Fondo fueron protagonizadas por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y por Luis Caputo. Tengo la devolución de lo que fue la reunión con el Tesoro, que fue excelente los resultados. Ellos comprenden a la perfección la problemática de la Argentina, están muy compenetrados con lo que tiene que ver las Leliqs», destacó Milei de su paso por Washington. Y en ese contexto dijo: «El ministro de Economía, Luis Caputo, pudo discutir en profundidad esos temas. Hubo una excelente recepción y entienden a la perfección el desafío de lo que estamos enfrentando. Eso fue muy bueno.”

La designación de Caputo al frente de Economía era un hecho y solo faltaba la confirmación formal. “Nosotros ya lo teníamos definido. Cuando uno mira la naturaleza de los problemas argentinos, cuando uno nota que de los 15 puntos de déficits fiscal, Argentina lo genera 10 en el Banco central, uno ve que el primer problema a solucionar son las Leliq. Resulta fundamental resolver dicho problema con mucha espertiz porque si no terminamos en una hiperinflación”, afirmó Milei sobre los motivos que llevaron a elegirlo.

Quién es Luis «Toto» Caputo

Caputo es exministro de Finanzas y expresidente del Banco Central de la gestión de Macri, recordado por ser el creador del «bono a 100 años», por los paraísos fiscales revelados en los Paradise Papers, por la liquidación de dólares tras el préstamo con el FMI y por el sospechoso vínculo de su familia con el intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner.  

Caputo se recibió de licenciado en economía en las Universidad de Buenos Aires -la misma que el diputado de ultraderecha Bertie Benegas Lynch propone vaciar- y transitó su carrera privada como jefe de trading para América Latina del banco estadounidense JP Morgan; luego ocupó el mismo cargo con responsabilidad para Europa del Este y América Latina en el Deutsche Bank. El banco alemán lo nombró presidente local hasta 2008, cuando creó Axis su propio fondo de inversiones. 

El lazo con Macri está atado por Nicolás «Nicky» Caputo, empresario de la construcción y «hermano del alma» del fundador del PRO. La familia Caputo también está ligada al presidente electo Javier Milei, ya que Santiago Caputo es pariente de «Toto» y mano derecha del hombre de la ultraderecha, quien lo mencionó como «el arquitecto» del triunfo el domingo pasado, tras la victoria de La Libertad Avanza en el balotaje. Caputo integra otra familia ligada a Macri: la del colegio Cardenal Newman, del que es exalumno. 

Otra Caputo se hizo conocida desde el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner: se trata de Rossana Pía Caputo, hermana de Luis y quien habría sido la conexión entre la firma Caputo Hermanos y los fundadores de la organización Revolución Federal

El paso de Caputo por el gobierno de Macri

Macri convocó a «Toto» para su gestión en la Casa Rosada al señalarlo como el «Messi de las finanzas». Comenzó su gestión como secretario, luego fue transformado en Ministro de Finanzas y, por último, presidente del Banco Central, en reemplazo de Federico Sturzenegger, otro nombre que resuena en el gabinete de Milei.  Durante sus años en el gobierno fue Caputo el segundo funcionario más rico con un patrimonio de $ 5.575 millones.

La gestión pública de Caputo terminó cuando la extitular del FMI, Christina Lagarde, le dijo al Financial Times que el organismo estaba buscando  “claridad, transparencia e información apropiada para los operadores de mercado y una comunicación mejorada” para la política monetaria del Banco Central. 

En la previa de su salida del Banco Central, PáginaI12 denunció la poca claridad y transparencia de su gestión. Caputo puso en marcha un mecanismo de fuga de divisas puesto al frente del Banco Central. Se trató de una serie de subastas de dólares a precios menores a los de mercado, que significó una pérdida de 66.561 millones de pesos. Todo gracias a los fondos frescos del préstamo récord de 45.000 millones de dólares que Macri selló con el FMI y que, ya fuera de la presidencia, reconoció que se utilizó para financiar la fuga

A cargo de la cartera de Finanzas tuvo otros éxitos. El bono de deuda a 100 años y el cierre de la negociación con los fondos buitre. «La deuda no es una preocupación, hay espacio para financiar una convergencia al equilibrio fiscal», definió Caputo durante la gestión macrista, una definición que parece chocar con los postulados ajustadores de Milei y el «segundo tiempo» que propone Macri, ahora fuera de los espacios de gestión. 

Romance con las offshores

En la negociación con los fondos buitre, Caputo aceptó las condiciones impuestas por el juez Thomas Griesa y convalidó pagar todos los gastos por el litigio en los que incurrió el líder de los buitres Paul Singer durante los diez años. Sobre el bono a 100 años se trató de una licitación por 2750 millones de dólares, a una tasa efectiva de 7,9 por ciento anual. 

La venta del bono estuvo a cargo de un grupo de bancos elegidos discrecionalmente: HSBC, Citi, Santander y Nomura, que cobraron 3,3 millones de dólares en comisiones directas. Entre los 148 fondos de inversión que compraron el bono a 100 años se encuentra Noctua Asset Managment LLC, una firma offshore de Caputo que se quedó con bonos por 5 millones. 

Los offshore no son una rareza en la ingeniería del «Messi de las finanzas». La megafiltración conocida como los Paradise Papers dio a conocer que había manejado los fondos Alto Global, inscriptos en las Islas Caimán, y Noctua, datos que omitió mencionar en sus declaraciones juradas, tanto en la AFIP como ante la Oficina Anticorrupción (OA). 

“Nunca fui propietario ni accionista de Noctua ni de Princess sino asesor, administrador, fiduciario y/o mánager, por lo tanto que no debía declararlas”, sostuvo en su descargo, pero la investigación y los nuevos documentos obtenidos por el equipo argentino de Paradise Papers –publicados por Perfil y La Nación– aseguraron lo contrario.

Ese tipo de sociedades son una constante en la historia de quien podría ser el próximo ministro de Economía de la Argentina. El titular de la IGJ, Ricardo Nissen, denunció una nueva «sociedad baúl» que sería utilizada por Caputo para esconder la fortuna familiar. Se trata de Sacha Rupaska Sociedad Anónima (SA), creada en 2007, y en la que figuran como titulares Luis María Méndez Ezcurra y Horacio Iván Gándara, a quienes la IGJ considera «testaferros» de Caputo. 

Méndez Ezcurra es cuñado de Eduardo Enrique Massera, hijo del genocida Emilio Eduardo Massera, y también cuñado de «Toto» Caputo, ya que está casado con Rossana Pía Caputo. Sí, la hermana que, según la querella de la vicepresidenta Cristina Kirchner, está vinculada con el aporte de 13 millones de Caputo Hermanos a los fundadores de Revolución Federal, Jonathan Morel y Leonardo Sosa.  Sosa apareció públicamente ayer, cuando se mostró en las afueras del Congreso de la Nación para apoyar a Victoria Villarruel a la salida de su reunión con Cristina Kirchner. «¡Te quiero mucho, Vicky!», le gritó a la vicepresidenta electa –negacionista de los crímenes de la última dictadura militar– . Una alianza con conexiones varias que podrían llevar a Caputo a dirigir el ministerio clave para desarrollar el «plan motosierra». 


NACIONALES

Axel Kicillof se solidarizó con el gobernador de Chubut, Ignacio Torres

Publicado

el


El gobernador reiteró su queja por el recorte de fondo nacionales. «No es, como sostiene Milei, contra los gobernadores sino contra los pueblos de las provincias».

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires se solidarizó con sus pares patagónicos que, encabezados por Ignacio Torres, este viernes decidieron dar un paso al frente en la discusión con la administración de Javier Milei y amenazaron con no entregar los recursos hidrocarburíferos que se producen en esas provincias si el Ministerio de Economía de la Nación, Luis Caputo, “persista en retenerle a Chubut los fondos que por derecho le pertenecen».

Nuestra solidaridad con el pueblo de Chubut. Todas las provincias estamos siendo sometidas a esta “extorsión” y el recorte de fondos. No es, como sostiene Milei, contra los gobernadores sino contra los pueblos de las provincias”, escribió Kicillof en su cuenta oficial de X, en lo que sirvió para sostener una postura que desde la administración bonaerense se viene defendiendo desde el comienzo de la gestión libertaria.

En esa sintonía que encolumna prácticamente a todos los gobernadores del país, los mandatarios de Tierra del Fuego, La Pampa, Santa Cruz, Neuquén, Chubut y Río Negro, se sumaron en el apoyo a Torres y denunciaron las “medidas extorsivas que plantea Milei”, que adjudican a «represalias que se anunciaron luego de que cayera el tratamiento de la Ley Ómnibus».

«No aceptamos patrones de estancias ni el unitarismo de quienes se creen que van a poder pisotear a las provincias», advirtieron y agregaron que “quitarte a una provincia más de un tercio de su coparticipación es una acción criminal que persigue el objetivo deliberado de hacer sufrir a sus habitantes para de este modo forzar a su gobierno a adoptar determinadas decisiones políticas».

La Provincia viene manifestándose en esa dirección desde hace ya tiempo y profundizó esa postura en las últimas semanas, cuando arremetió con las críticas por el ajuste nacional que ya golpea a docentes y usuarios del transporte y en el próximo mes se notará con más fuerza en las tarifas de servicios públicos. 

«No conocen la realidad del interior»

“Pueden intentar fundirnos y atacar a la provincia, pero nosotros vamos a seguir cumpliendo con el compromiso que asumimos con nuestro pueblo”, había dicho Kicillof horas antes al habilitar un anexo de la Escuela Secundaria N°6 en el paraje rural Don Cipriano en el municipio de Chascomús. 

“Es evidente que quienes solo hablan de ajustar y privatizar no conocen la realidad del interior de la provincia de Buenos Aires: aquí no llega el mercado para construir una escuela porque no es rentable, entonces es el Estado el que tiene garantizar las oportunidades para todos y todas”, expresó el gobernador quien estuvo acompañado por el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni; el intendente local, Javier Gastón; y la directora de la institución, Belén Leglise.

«Estamos muy contentos porque, a pesar de estar atravesando una situación adversa producto de las políticas del Gobierno nacional, hoy podemos dar respuesta a una necesidad de las familias de Don Cipriano”, dijo el mandatario provincial que agregó:  “No era justo que los chicos y las chicas de este paraje rural tuvieran que irse o recorrer muchos kilómetros todos los días para recibir algo indispensable como es la educación de nivel secundario”, agregó.

El anexo de la EES N°6 saldará la demanda de oferta educativa de nivel secundario en la zona: contará con una matrícula de 15 estudiantes y formará parte de un polo educativo conformado también por la Primaria N° 20 y el Jardín de Infantes N° 3. Don Cipriano es un paraje rural en el que viven pocas familias y está ubicado a 30 kilómetros de Chascomús por la ruta provincial 20.

“Este anexo va a permitir que las y los jóvenes de Don Cipriano tengan la oportunidad de educarse y de generar arraigo en su comunidad. Esto se puede lograr gracias a la vocación de un gobernador que impulsa políticas públicas para mejorar la calidad de vida en los parajes rurales”, remarcó el intendente Gastón. 

Mediante el Programa Especial de Emergencia Educativa, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires ya finalizó 14 obras de refacción y puesta en valor de la infraestructura escolar de Chascomús. “El Estado tiene que estar presente para que todos los chicos y chicas, estén donde estén, tengan los mismos derechos: tenemos la responsabilidad de hacer más y seguir mejorando nuestra oferta educativa”, señaló Sileoni.

Durante la jornada, el gobernador y la presidenta del Instituto Cultural, Florencia Saintout, presenciaron en el Parque Libres del Sur la prueba de sonido de la orquesta infantil y juvenil local que encabezará el cierre de El Festival que organiza la Fundación SOIJAr. Esta octava edición del encuentro federal que convoca a jóvenes de todo el país conmemora el bicentenario del estreno de la Novena Sinfonía de Beethoven y finaliza el próximo domingo.

“Este es un festival con un profundo sentido social, que promueve la inclusión y en el que participan orquestas de todo el país: conscientes de que la formación artística abre mejores posibilidades, se busca integrar a músicos ya consagrados con chicos y chicas que nunca pudieron contar con instrumentos musicales en sus casas”, expresó Saintout.

Sabemos que el ajuste ya está llegando a cada rincón de la Argentina y que impacta sobre todo en la producción y en el bienestar de los trabajadores”, dijo Kicillof al volver sobre la descripción de la situación que preocupa a los jefes provinciales. “Nosotros no estamos de acuerdo con esa política, razón por la cual vamos a seguir tomando nota de las necesidades y haciendo todos los esfuerzos para dar respuestas a las y los bonaerenses”, concluyó.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.