Conectarse con nosotros

NACIONALES

Los reclamos en la voz de las manifestantes

Publicado

el


Este viernes, en la octava convocatoria de #NiUnaMenos, luego de que esta semana se dieran a conocer por la Justicia las cifras oficiales de femicidios en Argentina, con un total de 231 muertas, bajo la consigna «Vivas, libres y desendeudadas nos queremos» una multitud de mujeres se movilizaron al Congreso.

Las manifestantes pidieron por una reforma judicial con perspectiva de género. Exigieron el cumplimiento de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y el sobreseimietno de Miranda Ruiz, la médica de Tartagal procesada «por cumplir la ley del aborto legal seguro».

Como en cada convocatoria, en los carteles y cánticos se hizo hincapié en la separación de la iglesia y el Estado.

Los centros de estudiantes que se acercaron hasta el lugar exigieron la aplicación de la ley de educación sexual integral bajo la consigna «fuera violentos de nuestras escuelas».

Un reclamo que se repetía en varias de las mujeres era «por la autonomías de nuestros cuerpos basta de contaminación y extractivismo» y por el derecho a una vivienda digna: «Exigimos urbanización para asentamientos y villas. Cumplimiento de la ley de alquileres».

Al igual que en último #8M, se sostuvo un discurso en favor del reconocimiento de las tareas de cuidado, Mónica González, de 35 años, que marchaba junto a las líneas de Barrios de Pie, dijo a Página|12: «Cuidar, alimentar y construir es trabajar. Trabajadores somos todas y por eso exigimos reconocimiento económico«.

Sobre el escenario se pidió por la excarcelación de todas las mujeres presas «por abortar, plantar y por las trabajadoras sexuales» y también porque se termine con las víctimas de trata: «Basta de complicidad policial y judicial».

«Basta de patriarcado financiero» rezaba un cartel que sostenía una de las manifestantes, reclamo que luego fue tomado varias veces sostenido en los megáfonos de las organizaciones de izquierda y también por el «aumento del presupuesto para el Ministerio de Mujeres».

Fátima Cabrera (55), docente de la escuela popular de música que funciona en la Ex Esma, contó: «Hoy estoy acá para reclamar porque la ley Micaela se aplique en el Poder Judicial y Legislativo, porque la deuda la paguen los que la fugaron» y añadió: «conseguimos la ley del aborto pero todavía falta más difusión y a pesar de que nosotras mismas reconocemos el Ministerio de la Mujer, todavía hay que fortalecer muchísimo más las políticas públicas para la mujeres que siguen siendo sometidas».

«Sentimos que es re importante tener un centro de estudiantes en estas marchas. Exigimos, derechos, igualdad, NiUnaMenos», insistió Federica Páez, que se presentó como alumna del colegio Lengüitas.

La mensajera en moto Karina Romano (44) dijo que tiene sensaciones encontradas en esta marcha: «Me convocan tantos años de querer tirarnos abajo, decirnos que no servimos para nada y a partir del NiUnaMenos nos despertamos y dijimos ‘basta hasta acá llegamos’. Fue una conexión entre hermanas que crece. La mayoría sufrimos violencia, ya sea simbólica o física. Siento que más allá de que nosotras estamos acá luchando desde el 2015, igual en la justicia no cambió nada, esa es la sensación«.

«Vengo desde el primer NiUnaMenos porque sabía de la violencia machista, pero ahora vengo por mi sobrina, Oriana Chamorro: su novio acabó con su vida pegándole un tiro en la cabeza en Fuerte Apache. No noto los cambios porque ellos siguen matando«, lamentó con bronca y dolor  Belén Azcua, de 27 años, ama de casa.

Informe: Mercedes Chamli


NACIONALES

Que hay por detrás del conflicto del sector del neumático

Publicado

el


Presentamos Informe sobre el conflicto en el Sector del Neumático «Voracidad, caradurez e hipocresía empresarial», elaborado por Claudio Lozano.

Para Lozano, «el conflicto que enfrenta a los trabajadores del neumático con las firmas líderes de la actividad, evidencia con absoluta claridad la voracidad y la caradurez con la que participan de las negociaciones salariales, los grandes capitales locales y extranjeros que dominan la economía argentina. En este caso, el sector está dominado por una empresa trasnacional de origen italiano Pirelli, pero en la que participan también capitales norteamericanos, por un Grupo Económico Local como el Grupo Madanes y la firma de origen japonés Bridgestone Firestone.

El reclamo de los trabajadores comenzó hace más de cuatro meses y se fue profundizando gradualmente luego de 22 audiencias infructuosas a consecuencia de la tozudez empresarial.

El conflicto es por la paritaria de este año. El miércoles pasado, luego de cinco audiencias previas, las empresas del Sector propusieron sumarle al Acuerdo Paritario del 2021(que se había cerrado con un aumento del 50 %, un 16% adicional, y además un 38% en tres tramos para la paritaria correspondiente a este año. Luego de una paritaria en el año anterior que había quedado rezagada respecto a los precios, el ofrecimiento de un 38% frente a una proyección inflacionaria del 100 % para este año francamente parecía una tomadura de pelo.» En simultáneo con esta propuesta, que en la práctica le planteaba a los trabajadores que siguieran resignando poder adquisitivo, los datos de la economía permitían constatar que la facturación del sector en el 2021 comparada con el 2020, superaba la evolución de los precios mayoristas de la economía.  Facturación Neumáticos  ( +58%) vs. Precios Mayoristas (+51,3%).

A la vez tomando la facturación de las empresas líderes como Pirelli y Fate, la misma crecía un 82% superando no solo a los precios mayoristas sino también, y con creces, a la evolución del PBI corriente (+ 70,2%).

Pero por si estos datos recientes no fueran suficientes, una mirada de más largo plazo sobre el sector nos muestra que no solo en el 2021 las empresas líderes crecieron por encima de la media de la economía. Al observar la evolución de los precios del sector desde el 2015 hasta hoy se observa un crecimiento del precio mayorista del 2600%.

Mientras que los salarios crecieron en el mismo período mucho menos, un 804%. Es decir, la distribución del ingreso al interior del sector se ha hecho mucho más regresiva . Los trabajadores perdieron un 67% en relación a la evolución de los precios del sector.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.