Conectarse con nosotros

INFO. GENERAL

Estafa virtual: su teléfono se quedó sin señal y cuando lo recuperó le habían vaciado las cuentas bancarias

Publicado

el


El hombre tuvo acceso a los datos de su celular recién cuando logró obtener señal de wifi. En varios mails, el banco informaba sobre sucesivas transferencias. «Me había desaparecido toda la plata. Ahora no tengo un peso partido al medio», dijo.

Un hombre de El Calafate, en Santa Cruz, fue víctima de una estafa virtual. Durante varias horas, su teléfono permaneció sin señal y al recuperarla, sus cuentas bancarias aparecieron vacías.

El hecho ocurrió el miércoles 8 de septiembre en la villa turística. El hombre, llamado Juan Manuel, contó que había estado en el centro de la ciudad cuando se alertó por la falta de señal en su celular. Creyó que se trataba de algún problema de la compañía y recién recuperó sus datos cuando tuvo acceso a una conexión inalámbrica.

En ese momento, comenzaron a llegar notificaciones sobre sucesivos mails donde el Banco Santa Cruz informaba acerca de movimientos en su caja de ahorro.

«Se trataba de transacciones en mis cuentas sueldo», dijo Juan Manuel al portal Señal Calafate. «Me preocupé porque no pude entrar en la aplicación, fui al banco y me había desaparecido toda la plata de dos cuentas de caja de ahorro», advirtió.

En la entidad bancaria le sugirieron que radique la denuncia correspondiente para luego presentarla y dar curso al bloqueo de cuentas. «Al día siguiente me enviaron un mail diciendo que mi homebanking y mi caja de ahorro estaban bloqueadas», agregó.

Además, precisó que desde la compañía telefónica «no entienden porqué el teléfono está muerto». Incluso dijo que «lo puse en otros celulares y el chip está muerto», aunque la línea está activa.

«Ahora no tengo un peso partido a la mitad», enfatizó Juan Manuel y reclamó al banco una solución respecto a al trazabilidad de las transferencias realizadas


INFO. GENERAL

Lula ya ganó

Publicado

el


Si bien la política no se rige por las matemáticas, los resultados de la infartante elección vivida en Brasil entre Lula y Bolsonaro, nos dicen que es matemáticamente imposible que Bolsonaro pueda triunfar en primera vuelta.

Viendo los votos que cada uno de ellos obtuvo en primera vuelta, la diferencia a favor de Lula es de 6.186.838 votos.

A la vez los votantes disponibles por fuera de los que ya eligieron a Lula o Bolsonaro (no es muy sensato pensar que quienes ya eligieron en la primera voten distinto en la segunda) ascienden a 9.897.626 electores. Por lo tanto, Bolsonaro solo para empatar a Lula debería sumar el 62,5 % de los votos en juego, lo cual implica un cambio brutal de la tendencia vivida en la primera vuelta.

Si en la primera vuelta de cada 100 en juego, Bolsonaro capturó 43, en la segunda debería obtener un 44% más, 63. Pero aun si lo lograra, el resto de los votantes o por lo menos parte de ellos (quedan disponibles para Lula 3.710.788) votaran a Lula, el líder del PT triunfaría.

Otra manera de ver lo mismo es tomando en cuenta el total de votantes (123.679.626 ) o los votos válidos ( 118.227.018 ), vemos que sacar más del 50 % supone en el caso de los votos totales un cúmulo de votos de 61839814, tomando solo los válidos el 50 % son 59113509.

Frente a dicho objetivo Lula, con cosechar 1.855.394, ya estaría comenzando a superar el 50 % de los votos válidos y necesitaría 4.581.699 para el caso de que todos los votantes participaran.

Distinta es la situación de Bolsonaro. Para superar el 50 % de los votos válidos debería sumar 8.042.232. Debería por lo tanto, quedarse con el 81 % de los electores que están en juego (prácticamente Lula perdería 80 a 20 en los votantes disponibles que definen la segunda vuelta). E incluso si todos los votantes emitieran votos válidos, Bolsonaro necesitaría agregar a su resultado electoral 10.768.537 votantes. Es decir, no sólo todos los que no votaron por Lula y Bolsonaro deberían votarlo, sino que además, votantes de Lula deberían cambiar de voto .

Las matemáticas no rigen la política pero todo parece indicar que en el difícil país- continente Lula ya ganó. Y con él, el mundo, la Región y la Argentina.

Nunca fue fácil, pero es un paso más en la batalla por la democratización y la necesidad de terminar con las desigualdades en nuestra América Latina.

Por Claudio Lozano

Presidente de Unidad Popular.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.