Conectarse con nosotros

NACIONALES

El Presidente no hará cambios en el Gabinete y se concentra en modificar la estrategia electoral

Publicado

el

Compartir:

Alberto Fernández retomó la agenda y reafirmó el rumbo del gobierno. Pese a los rumores, descarta que vaya a realizar cambios entre sus ministros.

El golpe electoral que recibió el Gobierno en las primarias de todo el país se sintió en los ánimos de la Casa Rosada, donde el presidente Alberto Fernández retomó la actividad con un acto oficial en el que no hizo referencia a las urnas.

La mañana después de los resultados electorales de las PASO varios dirigentes que conforman el espacio del Frente de Todos salieron a pedir “cambios urgentes” en el Gabinete. Frente a esto, en el entorno del presidente Alberto Fernández aseguran que no tienen pensado hacer cambios en el equipo, pero sí apelarán a modificar la estrategia dado que se trata de una derrota que “es de todos”.

De esta forma, el «albertismo» buscó repartir la responsabilidad en la derrota, aprovechando que ninguno de los referentes del Frente de Todos salió fortalecido del resultado electoral.

Los dardos están apuntados al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien en el Instituto Patria reclaman correr desde hace meses. En las primeras horas posteriores al tropiezo electoral, Fernández volvió a respaldar a su titular de ministros y su intención es mantener el equipo completo.

El primero en salir culpar a algunos de los funcionarios cercanos al presidente fue el dirigente social, Luis D’Elía, quien expresó en diálogo con Rodo Herrera para Radio Colonia, que en la jefatura de Gabinete y en el Ministerio de Economía el gobierno “debería ir con otra gente”. “Hay que hacer un cambio generalizado de gabinete”, apuntó D’Elía.

En la misma línea, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini recalcó: «Si el Presidente no cambia a un montón de gente que tiene al lado, que le hacen el diario como a Yrigoyen, un diario especial para él, no va a poder funcionar».

Para el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE,) Juan Grabois, el problema está en los nombres de quienes acompañan al gobierno. «Hay un gabinete muy mediocre y no hay jefatura de Gabinete, los ministros no se hablan entre sí», afirmó.

A pesar del fuegos amigo contra su gabinete, el presidente, Alberto Fernández, en el acto donde presentó el proyecto de Ley de Compre Argentino, sentenció: «Confío en que el camino que iniciamos en 2019 no se altere, y en lo que a nosotros concierne no se va a alterar”.

Por su parte, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue el primero de los funcionarios de Gobierno en respaldar la gestión del presidente, y reiteró el llamado a la militancia kirchnerista a que recupere las calles de cara al 14 de noviembre, tal como pidió Fernández en el búnker de Chacarita.

NACIONALES

Barbijo ¿sí o no?, qué opinan los infectólogos

Publicado

el

Compartir:


El Gobierno Nacional anunció el nuevo paquete de aperturas y los especialistas tienen diversas miradas sobre las medidas.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti y el recién incorporado como jefe de gabinete, Juan Manzur, dieron a conocer las nuevas flexibilizaciones que empezarán a correr desde hoy. Entre ellas está el levantamiento del uso del barbijo en espacios al aire libre y donde no haya aglomeración de personas. Aun así, será obligatorio utilizarlo en lugares cerrados. También se permitió la apertura de boliches con un 50% de aforo y esquema de vacunación completa, y reuniones sociales sin límite de personas.

Estas medidas fueron anunciadas por la mañana y desde la cartera sanitaria esperan que “sea el último tramo de la pandemia” en el país. Pero como era de esperarse, hay idas y vueltas entre especialistas, ya que algunos indican que dichas flexibilizaciones son correctas y otros, que tomaron medidas a las apuradas.

Carlota Russ, infectóloga y asesora del Poder Ejecutivo, expresó su opinión en entrevista para el programa “Hola Chiche” (AM 550 Radio Colonia) al decir que estas son medidas tomadas por una “gran vacunación” y que se ha demorado el ingreso de la cepa Delta. “Estoy de acuerdo con estas disposiciones que se están planteando”. Y agregó que “son medidas pendientes para liberar un poco a la gente y acercarla a la vida normal”.

Mientras que Carlos Kambourian, médico pediatra y ex presidente del Hospital Garrahan, hizo hincapié en que se tratan de medidas desesperadas: “Hizo falta un cambio de gabinete y perder elecciones para que la gente tenga libertad. Esta flexibilización de las restricciones podría haberse tomado mucho antes. Pero las elecciones decidieron, no la ciencia. Todas las medidas tomadas anteriormente tenían otro incentivo lejano a la salud de la población. Hoy, la decisión es ‘dar buenas noticias’ a cualquier costo”.

Para el infectólogo Ricardo Teijeiro se trata del mejor momento para flexibilizar las restricciones: “Estamos en el periodo donde tenemos menor circulación del virus desde el inicio de la pandemia, entonces, hay que aprovechar poder tener cierta flexibilización y empezar a hacer la vida habitual”. Y agregó que igualmente se debe tener recaudos porque la circulación de virus con la nueva variante sigue vigente, por lo que se debe seguir con las medidas de prevención en lugares cerrados.

En ese sentido, el biólogo, autor y docente, Eduardo Wolovelsky sostuvo: “quisiera recordar que el candidato Daniel Gollán, cuando se desempeñaba como ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, se la pasó sembrando el terror en la población, llegó a decir algo así como ‘Vamos a tener que apretar el botón rojo para frenar todas las actividades’. Me pregunto qué opinará de la decisión de Manzur-Vizzotti de hoy. Por ello, ahora cabe cuestionar la legitimidad de las medidas adoptadas durante este trance y delimitar si fueron adoptadas por cuestiones políticas más allá de las incumbencias sanitarias”.

Asimismo, el levantamiento del uso del barbijo en espacios al aire libre tiene ciertas certezas que indican su aprobación, pero lo que más debe resguardarse es que la ciudadanía respete las normas. Es importante mencionar que en varios países del mundo esta medida fue alentadora y en otros, indicó un nuevo cierre.

“En el mundo sucedieron rebrotes cuando se levantaron las restricciones. Inclusive en países con mucha más vacunación que el nuestro. De modo que es un riesgo latente la aparición de nuevos brotes sin el uso de barbijos”, expresó Kambourian.

A su vez, Teijeiro agregó que en este momento no hay “mayor riesgo” porque estando al aire libre, con distancia suficiente y en una época del año en donde las enfermedades respiratorias son muy poco frecuentes, el riesgo disminuye.

Pero la gran preocupación está en el relajamiento de los protocolos en ambientes cerrados tales como boliches, salones de fiesta, estadios de fútbol y otros establecimientos.

Kambourian se posicionó en contra de esta medida al alegar que “no habrá ningún tipo de control. Es absurdo abrir boliches cuando nada se resuelve sobre las universidades. Las prioridades están invertidas y las aperturas son electorales, no sanitarias”.

“Es una preocupación. Siempre y durante toda la pandemia creo que hemos fallado un poco en el control de los protocolos. Eso es algo que hay que trabajar mucho y hay que educar a la población también de cuáles son los riesgos. En los boliches, en las manifestaciones y en la cancha de fútbol es muy difícil lograr que se cumplan los protocolos”, coincidió Teijeiro.

El Dr. Héctor Carvallo, profesor de Medicina en la Universidad de Morón, indicó que está de acuerdo con el levantamiento de las restricciones pero que deben estar sustentados en “datos confiables, reales de la pandemia”: “El problema radica en si se trata de una decisión de corte electoralista por la proximidad de las próximas elecciones legislativas, y sin respaldo epidemiológico válido, lo que constituye un escándalo”.

Kambourian resalta la importancia de la vacunación y el posible riesgo de apertura de fronteras con Brasil: “Es posible que el límite con Brasil sea un problema en este sentido. Lo sabremos en unas semanas. Mientras tanto es indispensable un trabajo muy proactivo en la vacunación. La Argentina no vacuna lo que debiera. Solo 20 millones tienen dos dosis”.

Seguir leyendo

Más leídas - últimas 24Hs.