Conectarse con nosotros

NACIONALES

El PJ bonaerense marcha el 13 de abril en apoyo a CFK

Publicado

el


Presidida por Máximo Kirchner, la conducción del peronismo se reunió y definió un plan para respaldar a Cristina Fernández de Kirchner. Ahora coordinará con otros sectores políticos y gremiales el tipo de acción y el lugar.

Por Martín Granovsky

La centralidad política de Cristina Fernández de Kirchner quedó remarcada en el encuentro que mantuvo el Consejo del Partido Justicialista bonaerense, la máxima instancia de conducción después del congreso partidario. Según reza el comunicado emitido tras la reunión que presidió Máximo Kirchner, «entre los presentes surgió la propuesta de realizar el próximo 13 de abril acciones en apoyo a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner«. Recuerda el texto del PJ que «ese día se cumplen siete años de la demostración popular de apoyo a la dos veces Presidenta de la Nación perseguida por la mafia judicial». Esas acciones se traducirán en una marcha que todavía no tiene lugar definido.

«Tenemos que dialogar con los sectores sindicales y políticos y el resto de las organizaciones para confluir todos juntos en una misma acción», fue la respuesta de una dirigente del PJ ante la consulta si ya estaba definido que habrá una marcha a Tribunales.

Agregó que «la decisión es la de sumarse a otras iniciativas que están planificando otros sectores». Explicó que «el peronismo bonaerense se pone a disposición de coordinar con el resto de los actores políticos qué hacemos el 13 de abril y cuál es la mejor forma de expresarnos».

La fecha remite al 13 de abril de 2016, cuando CFK habló frente a los tribunales federales de Comodoro Py, donde había sido citada por primera vez por el juez Claudio Bonadío después de haber dejado la Presidencia el 10 de diciembre de 2015. Se trataba entonces de la causa de la venta de contratos de dólar a futuro, en la que terminaría sobreseída en 2021. «Me pueden citar veinte veces más, me pueden meter presa, pero lo que no van a poder hacer es callarme y hacer que deje de decir lo que pienso, y estar como siempre junto a ustedes», dijo entonces. También señaló en ese discurso que «en la República Argentina no podrían haberse consumado los atropellos, las entregas, la desgracia sobre tantos argentinos y argentinas sin la complicidad del Poder Judicial». En otro tramo mencionó que algunos casos, como el de Papel Prensa y el caso Graiver «siguen en este edificio, en algún despacho, en algún cajón, en algún basurero».

El Consejo se puso de acuerdo en reivindicar un punto en el que insiste habitualmente el gobernador Axel Kicillof. El comunicado final dice: «Quienes integran el Consejo consideraron que luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación hubiera fallado a fvor de la ciudad de Buenos Aires, estableciendo que el Estado nacional le otorgara a este distrito el 2.95 por ciento de la masa de impuesto coparticipable, en detrimento de otras jurisdicciones, solo se profundizarán las desigualdades vigentes». El texto relaciona esa decisión con «la pobreza (que) impacta profundamente en los barrios de la Provincia». 

Otro de los acuerdos fue el pedido de una suma fija «a todas y todos los trabajadores que hoy no llegan a fin de mes y necesitan una respuesta inmediata». 

La movilización del 13 de abril es una preparación hacia junio, el último mes para presentar listas de candidatos. Y para fines de junio, si es que Cristina Fernández de Kirchner no toma una decisión en mayo como en 2019, solo faltan tres meses. Con esa idea es que se reunió el Consejo del Partido Justicialista bonaerense. Se verificó algo que adelantaron a este medio consejeras y consejeras:  “Ya bajó la espuma”, fue la frase recogida tras un paneo por el peronismo de la Provincia.

Que haya bajado la espuma no significa que esté oficializado Axel Kicillof como el candidato del peronismo y del Frente de Todos a buscar la reelección como gobernador. El minué no es solo provincial sino nacional, y en el Consejo hubo opiniones en favor de que el Presidente anuncie que no se presentará como precandidato del Frente de Todos. 

Para colmo todavía falta la última palabra de la realidad (PASO sí o PASO no) y la última palabra de Cristina Fernández de Kirchner, que es la jefa a quien reconoce Kicillof. Al margen de su propio deseo de presentarse y ganar para gobernar la Provincia por otros cuatro años, Kicillof ya recibió el apoyo explícito de dos intendentes fuertes de la Tercera Sección, Jorge Ferraresi de Avellaneda y Juan José Mussi de Berazategui, y de varios alcaldes del interior bonaerense y de la costa.

En la propia integración del Consejo del PJ reunido en La Plata, cuyos miembros fueron llegando a media mañana, ya queda clara la densidad política del organismo. 

El presidente es el diputado nacional Máximo Kirchner, jefe de La Cámpora.

Estuvieron Fernando Espinoza y Verónica Magario, de La Matanza, el distrito más favorable al peronismo en toda la Argentina.

Figuran en el Consejo los intendentes e intendentas del PJ. Entre otros, el intendente de Lomas de Zamora en uso de licencia Martín Insaurralde, Mariano Cascallares que tiene situación similar en Almirante Brown, Marisa Fassi de Cañuelas, Leo Nardino de Malvinas Argentinas (hoy ministro de Obras Públicas) y Mariel Fernández (de Moreno).

También son parte del Consejo el intendente de Avellaneda y actual interventor administrativo en Edesur, Jorge Ferraresi, que fue ministro de Hábitat de Alberto Fernández, y el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, que no volverá a candidatearse para la intendencia de San Martín.

Y estuvieron en la sede del PJ en La Plata la jefa de la Anses Fernanda Raverta, el intendente de Pehuajó Pablo Zurro y los platenses Florencia Saintout, Julio Alak y Victoria Tolosa Paz.

Otra presencia clave fue la de Andrés “Cuervo” Larroque, que ya no es más secretario general de La Cámpora y lidera la agrupación de agrupaciones “La patria es el otro”. El ministro de Desarrollo de la Comunidad se convirtió últimamente en el crítico más duro del Presidente, cuyo ciclo considera terminado.

El Consejo vino precedido de todo tipo de roces. Aunque el peronismo bonaerense está ordenado porque todos los sectores responden a CFK, cosa que no ocurre a nivel nacional, hizo falta la foto de Axel Kicillof marchando junto con La Cámpora el 24 de marzo desde la ESMA a Plaza de Mayo para olvidar la escena de Máximo retando a Kicillof en Avellaneda. El 11 de marzo, al recordar los 40 años del triunfo de Héctor Cámpora, Kicillof habló penúltimo y dijo que los funcionarios debían bajar más al territorio. “Que me perdone el señor gobernador, pero también hace falta más militancia en el gobierno”, dijo el presidente del PJ, a quien otros dirigentes presentes ese día dijeron haber visto fastidiado y con pocas ganas de dar el presente en la Universidad Tecnológica de Avellaneda.

Hubo otra foto más, el 20 de marzo. En la inauguración de “Nuevo Aráoz Alfaro”, un centro de diagnóstico en Témperley, se juntaron Kicillof, Máximo, Insaurralde, Wado de Pedro, Katopodis, la intendenta en ejercicio de Lomas Marina Lesci y el ministro de Salud Nicolás Kreplak, que vendría a ser en una sola persona la corporización de una desmentida. Además de ministro, Kreplak milita en La Cámpora. 


NACIONALES

Milei enfrentó la presión de los empresarios para que devalúe y levante el cepo: «El que fuga es un héroe»

Publicado

el


Fue en el cierre del Foro del Llao Llao. «Si compran dólares en negro, mejor», les dijo a los empresarios. Los grandes le pidieron devaluar y los tecnológicos que levante el cepo.

Por Luciana Glezer

Javier Milei retomó el discurso disrruptivo que ensayó en Davos y ante un selecto grupo de empresarios reunidos por su sponsor Eduardo Elsztain en el Llao Llao de Bariloche, retomó sus hits transgresores de la campaña: elogió la fuga de divisas y la compra de dólares en negro, como mecanismos indispensables para preservar el patrimonio en una Argentina con el peso destruido.

Pero cuando se tuvo que poner serio, Milei rechazó devaluar y abrir el cepo, dos reclamos persistentes de distintos sectores empresarios. El primero del campo y el segundo de las tecnológicas y mineras. «¿Por que quieren devaluar?» preguntó retóricamente Milei y explicó la necesidad de sostener la tasa de arrastre del tipo de cambio denominado crawling peg, que está en el 2% contra un 11% de inflación, inconsistencia macro que objeta el FMI. 

Al suscribirte aceptarás recibir el newsletter o las alertas de La Política Online. Te podés desuscribir cuando quieras

La tasa de «crawl» se ubica entre el 2% y el 3% mensual, en tanto la inflación corre al 150% anual, según las proyecciones más optimistas y la tasa de interés de referencia es del 70%. El manual del FMI exige la convergencia de estas variables. 

Pero no es el FMI lo que preocupa a parte de ese auditorio facilmente divisible en dos grupos de identidades bien marcadas. Por un lado «los viejos», con grandes desarrollos que acaparan la cadena de valor, lo que en muchos casos incluye materias primas exportables. Con inversiones diversificadas, forman parte del complejo agroexportador. Tienen campos. 

Este grupo tiene intereses muy distintos a la tropa de «los jóvenes».  Los herederos sub 30 se dedican al mundo de las startups, venden conocimiento a escala global y no tienen capital hundido. El primer grupo puja por la devaluación. El segundo por levantar el cepo. 

Pero Milei les avisó a ambos que van a tener que tener paciencia. Así como defendió el «atraso» del dólar, afirmó que levantar las restricciones llevará más tiempo y será de manera gradual. «El que fuga es un héroe», dijo y elogió a quienes «lograron escapar de las garras del Estado» tras el control de capitale. «Si compran dólares en negro, mejor», agregó.

El que fuga es un héroe, logró escapar d elas garras del Estado. Si compan dólares en negro mejor.

Como siempre, Milei se jactó del ajuste «sin precedentes» que lleva adelante desde el 10 de diciembre del año pasado y que, según él, fue de «13 puntos del PBI, resultantes de una corrección de 7 puntos en el déficit del Tesoro y otros 6 puntos del cuasi fiscal».

Sobre el aumento salarial de los senadores, afirmó: «Con estas acciones, la casta me beneficia» y agregó «no puede haber subsecretarios y directores que ganen mas que yo».

Milei llegó a Bariloche la noche de este jueves lo que implicó el despliegue de un operativo de seguridad sin precedentes que sitió la Ciudad con cortes totales. Se trasladó al hotel en helicóptero. Al llegar, se encerró suite royal y bajo recién este viernes a la mañana. Así evito saludar a su par paraguayo Santiago Peña. la relación entre ambos mandatarios no pasa por su mejor momento. 

Durante el discurso de Milei, algunos empresarios tuiteros activaron sus teléfonos. Pero tuvieron que borrar sus posteos inmediatamente. Las publicaciones eran detectadas en simultáneo, y personal de seguridad se acercaba uno por uno a pedir que eliminen la información de sus redes sociales. 

«Como todos los años, es costumbre desde la organización convocar a las reuniones de todos los participantes bajo la regla de Chatham House, para permitir conversaciones que enaltezcan la dinámica», explicaron desde el Foro. Esto significa que los participantes pueden hablar de lo conversado, pero no pueden detallar quién dijo cada cosa. El nombre proviene de la sede del Real Instituto de Asuntos Internacionales de Londres, también conocido como Chatham House, donde surgió la regla en junio de 1927.

Fue una pijamada de adoctrinamiento y una marcada de cancha al rumbo del país. Como cuando el subcomandante Marcos lee en los fogones pero nivel 5 estrellas. 

Tras su intervención, Javier Milei no dió lugar a preguntas. Se dice que hubo una reunión acotada solo para algunos privilegiados. 

También fue de la partida el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou. No se cruzo con Milei porque estuvo el miércoles, para la apertura, como invitado estrella. Llegó con «la banda de los charruas» como se denomina los residentes en el país vecino, como el caso emblemático de Marco Galperín, que por cierto fue el participante mas «popular» del evento. Viajaron en el avión de Carlos Miguens, accionista de las empresas San Miguel, Central Puerto y Patagonia Gold. También formaban parte de la tripulación, Martín Migoya y Guibert Englebienne (Globant), Matías Woloski (Auth0), Gastón Taratuta (Grupo Aleph), Juan Manuel Collado (Grupo Tapebicuá) y Sebastián Serrano (Ripio).

Pero además de recibir a tres presidentes, el Foro del Llao Llao tuvo un continuado de actividades. La agenda incluyó conversatorios programáticos para el mediano plazo con los académicos como Martín Gurri, exanalista de la CIA norteamericana, nacido en Cuba y criado en los Estados Unidos; el funcionario del Banco Mundial, Marcello Estevao, exsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Finanzas de Brasil; Daniel Kerner, de Eurasia Group; el politólogo, docente e investigador de la Universidad de Lisboa, Andrés Malamud; el exministro de Producción de Perú, Piero Ghezzi; Bernardo Larraín, empresario, dirigente gremial de Chile; el CEO de Grupo Don Mario, Ignacio Bartolomé; Roberto Sallouti (BTG Pactual), el banco de inversión más grande de América Latina. 

Dato no menor es que cuando el CEO del brasileño BGT Pactual saludó a Milei, lo reivindicó como el presidente que esta torciendo (para bien) la historia de la Argentina. Este banco, se quiere quedar con el Banco Nación y presiona para que Toto Caputo lo privatice.

«Es una pijamada de adoctrinamiento y una marcada de cancha al rumbo del país. Como cuando el subcomandante Marcos lee en los fogones pero nivel 5 estrellas», relató a LPO un periodista que cubre todos los años el Foro. 

La agenda del Foro incluyó actividades «humanísticas» como una caminata reflexiva o espacios de meditación. La caminata molestó a las pocas mujeres que asisten al encuentro que se quejaban del impacto de la persistente llovizna sobre sus peinados. 

La agenda del Foro incluyó actividades «humanísticas» como una caminata reflexiva o espacios de meditación. Las pocas mujeres que accedieron al encuentro se quejaban del impacto de la persistente llovizna en sus peinados, durante las caminatas. Mejor rating tuvo el concurso por el mejor Gin Tonic que condujo Ivan De Pineda. 

El Llao Llao es propiedad de Eduardo Elsztain (Grupo IRSA) y David Sutton (Grupo Alvear) anfitriones del encuentro y en el caso del primero con funcionarios que le responden en cargos claves vinculados a sus intereses en el real state. 


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.