Conectarse con nosotros

NACIONALES

El CCK cambia de nombre: la historia del centro cultural más importante de Latinoamérica emplazado en el ex Correo

Publicado

el


Del primer intento de Mauricio Macri, al anuncio del Gobierno de Milei. Cuál fue el primer nombre del Centro Cultural Néstor Kirchner y cómo llegó a ser lo que es actualmente.

Sin dar fundamentos ni jusitifcaciones, el Gobierno de Javier Milei anunció que le cambiará el nombre al Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK). La comunicación de la novedad estuvo a cargo, como suele ocurrir, del vocero presidencial Manuel Adorni.

Adorni no precisó cuándo se hará este cambio, ni cuál es el nombre que la gestión de Milei tiene previsto para rebautizar al CCK, el centro cultural que se alza sobre Avenida Alem, a metros de Casa Rosada, y que fue inaugurado en mayo de 2015 por Cristina Kirchner en el edificio del ex Palacio de Correos y Telecomunicaciones, Monumento y Patrimonio Histórico Nacional.

Centro Cultural Néstor Kirchner funciona en el ex el Palacio de Correos y Telecomunicaciones de la Ciudad de Buenos Aires (Foto: NA)

Emplazado en este emblemático edificio de más de 100.000 metros cuadrados de superficie, el CCK es, en tamaño, el centro cultural más importante de América Latina y está en el podio mundial junto al Centro Pompidou, de París, el Foro Internacional de Tokio, y el Lincoln Center, de Nueva York.

Las oficinas de Perón y Evita

Cuando todavía funcionaba como oficina de Correos, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, el presidente tuvo sus oficinas en el cuarto piso del ahora centro cultural. Y también Evita, entonces primera dama, tenía en el mismo piso oficinas de la Fundación Eva Perón, que actualmente están recreadas en la sala que lleva el nombre de Eva y expone fotos y réplicas de juguetes como los que la Fundación le entregaba a los niños argentinos, además de algunas de las cartas que recibía.

El edificio fue sede del Correo Central hasta 2002, y en 2005 se llamó a licitación para convertirlo en un Centro Cultural del Bicentenario, obra prevista para las celebraciones por los 200 años de la Revolución de Mayo de 1810. 

Se avanzó con la restauración de las fachadas, la transformación de la cúpula en un mirador vidriado y la adaptación de las salas de exposiciones, y ese primer sector del Centro Cultural fue inaugurado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el 24 de mayo de 2010. Luego la obra continuó, y en 2012 pasó a llamarse Centro Cultural Néstor Kirchner, nombre con el que finalmente se inauguró el 21 de mayo de 2015.

Entre los principales atractivos del CCK está la imponente Ballena Azul, una sala de música sinfónica para 1750 espectadores, una Sala de Música de Cámara para 540 personas, y la Gran Lámpara, un espacio de 2000 metros cuadrados destinado a exhibiciones ubicado en el sexto y séptimo piso, revestido por placas de vidrio. Además, la “Esfera azul”, una obra del artista mendocino Julio Le Parc hecha con placas de acrílico que corona el hall de ingreso del edificio.

La cúpula del CCK, iluminada con los colores de la bandera de España (Foto: NA)

El CCK cuenta con seis auditorios para más de 100 espectadores, y las salas que antes eran oficinas se refuncionalizaron como espacios de conferencias, exposiciones y proyección, mientras que en el primer subsuelo funciona un museo que homenajea la historia del edificio y cuenta con 5000 casillas del antiguo correo. 

Un primer intento, en la era Macri

Durante la presidencia de Mauricio Macri ya hubo un intento de cambiarle el nombre al Centro Cultural Néstor Kirchner. El clímax de la discusión llegó a finales de 2018, cuando Cambiemos lanzó los lineamientos para un proyecto de ley que regularía la competencia del Congreso para bautizar o rebautizar monumentos y edificios públicos nacionales.

Entre las condiciones del anteproyecto estaban:

  • Fijar criterios muy claros para los cambios de nombres
  • Que transcurran 20 años desde la muerte de la personalidad que le da nombre al lugar, y el nuevo nombre deberá tener un valor social e histórico indiscutible
  • El cambio de nombre podrá ser retroactivo a edificios que hayan sido bautizados en los últimos 15 años
  • Los personajes o hechos históricos con los cuales se denomine a esos espacios públicos deberán revestir el mayor grado simbólico de unidad nacional y no tender a la división de la ciudadanía
  • Los nombres nuevos siempre deberán tener control parlamentario

Finalmente no se avanzó con el cambio.

El rastro de la estatua de Néstor 

Desde 2020, en el hall central del CCK se alzaba una estatua del expresidente Néstor Kirchner, que fue repatriada tras varios años en la sede de la Unasur en Quito, Ecuador. Es una obra hecha en bronce por el argentino Miguel Gerónimo Villalba.

La estatua es obra de Miguel Gerónimo Villalba (Foto: Instagram @cckargentina)

Fue una donación en 2014 del Gobierno de Cristina a ese órgano, del que Néstor fue el primer secretario general. Pero en 2019 el presidente ecuatoriano Lenin Moreno ordenó removerla, y volvió a la Argentina al año siguiente.

Pero finalmente, con la llegada al poder de Javier Milei, se decidió que la estatua fuera trasladada a Quilmes para resguardarla, aunque todavía no tiene un destino fijado.


NACIONALES

Milei enfrentó la presión de los empresarios para que devalúe y levante el cepo: «El que fuga es un héroe»

Publicado

el


Fue en el cierre del Foro del Llao Llao. «Si compran dólares en negro, mejor», les dijo a los empresarios. Los grandes le pidieron devaluar y los tecnológicos que levante el cepo.

Por Luciana Glezer

Javier Milei retomó el discurso disrruptivo que ensayó en Davos y ante un selecto grupo de empresarios reunidos por su sponsor Eduardo Elsztain en el Llao Llao de Bariloche, retomó sus hits transgresores de la campaña: elogió la fuga de divisas y la compra de dólares en negro, como mecanismos indispensables para preservar el patrimonio en una Argentina con el peso destruido.

Pero cuando se tuvo que poner serio, Milei rechazó devaluar y abrir el cepo, dos reclamos persistentes de distintos sectores empresarios. El primero del campo y el segundo de las tecnológicas y mineras. «¿Por que quieren devaluar?» preguntó retóricamente Milei y explicó la necesidad de sostener la tasa de arrastre del tipo de cambio denominado crawling peg, que está en el 2% contra un 11% de inflación, inconsistencia macro que objeta el FMI. 

Al suscribirte aceptarás recibir el newsletter o las alertas de La Política Online. Te podés desuscribir cuando quieras

La tasa de «crawl» se ubica entre el 2% y el 3% mensual, en tanto la inflación corre al 150% anual, según las proyecciones más optimistas y la tasa de interés de referencia es del 70%. El manual del FMI exige la convergencia de estas variables. 

Pero no es el FMI lo que preocupa a parte de ese auditorio facilmente divisible en dos grupos de identidades bien marcadas. Por un lado «los viejos», con grandes desarrollos que acaparan la cadena de valor, lo que en muchos casos incluye materias primas exportables. Con inversiones diversificadas, forman parte del complejo agroexportador. Tienen campos. 

Este grupo tiene intereses muy distintos a la tropa de «los jóvenes».  Los herederos sub 30 se dedican al mundo de las startups, venden conocimiento a escala global y no tienen capital hundido. El primer grupo puja por la devaluación. El segundo por levantar el cepo. 

Pero Milei les avisó a ambos que van a tener que tener paciencia. Así como defendió el «atraso» del dólar, afirmó que levantar las restricciones llevará más tiempo y será de manera gradual. «El que fuga es un héroe», dijo y elogió a quienes «lograron escapar de las garras del Estado» tras el control de capitale. «Si compran dólares en negro, mejor», agregó.

El que fuga es un héroe, logró escapar d elas garras del Estado. Si compan dólares en negro mejor.

Como siempre, Milei se jactó del ajuste «sin precedentes» que lleva adelante desde el 10 de diciembre del año pasado y que, según él, fue de «13 puntos del PBI, resultantes de una corrección de 7 puntos en el déficit del Tesoro y otros 6 puntos del cuasi fiscal».

Sobre el aumento salarial de los senadores, afirmó: «Con estas acciones, la casta me beneficia» y agregó «no puede haber subsecretarios y directores que ganen mas que yo».

Milei llegó a Bariloche la noche de este jueves lo que implicó el despliegue de un operativo de seguridad sin precedentes que sitió la Ciudad con cortes totales. Se trasladó al hotel en helicóptero. Al llegar, se encerró suite royal y bajo recién este viernes a la mañana. Así evito saludar a su par paraguayo Santiago Peña. la relación entre ambos mandatarios no pasa por su mejor momento. 

Durante el discurso de Milei, algunos empresarios tuiteros activaron sus teléfonos. Pero tuvieron que borrar sus posteos inmediatamente. Las publicaciones eran detectadas en simultáneo, y personal de seguridad se acercaba uno por uno a pedir que eliminen la información de sus redes sociales. 

«Como todos los años, es costumbre desde la organización convocar a las reuniones de todos los participantes bajo la regla de Chatham House, para permitir conversaciones que enaltezcan la dinámica», explicaron desde el Foro. Esto significa que los participantes pueden hablar de lo conversado, pero no pueden detallar quién dijo cada cosa. El nombre proviene de la sede del Real Instituto de Asuntos Internacionales de Londres, también conocido como Chatham House, donde surgió la regla en junio de 1927.

Fue una pijamada de adoctrinamiento y una marcada de cancha al rumbo del país. Como cuando el subcomandante Marcos lee en los fogones pero nivel 5 estrellas. 

Tras su intervención, Javier Milei no dió lugar a preguntas. Se dice que hubo una reunión acotada solo para algunos privilegiados. 

También fue de la partida el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou. No se cruzo con Milei porque estuvo el miércoles, para la apertura, como invitado estrella. Llegó con «la banda de los charruas» como se denomina los residentes en el país vecino, como el caso emblemático de Marco Galperín, que por cierto fue el participante mas «popular» del evento. Viajaron en el avión de Carlos Miguens, accionista de las empresas San Miguel, Central Puerto y Patagonia Gold. También formaban parte de la tripulación, Martín Migoya y Guibert Englebienne (Globant), Matías Woloski (Auth0), Gastón Taratuta (Grupo Aleph), Juan Manuel Collado (Grupo Tapebicuá) y Sebastián Serrano (Ripio).

Pero además de recibir a tres presidentes, el Foro del Llao Llao tuvo un continuado de actividades. La agenda incluyó conversatorios programáticos para el mediano plazo con los académicos como Martín Gurri, exanalista de la CIA norteamericana, nacido en Cuba y criado en los Estados Unidos; el funcionario del Banco Mundial, Marcello Estevao, exsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Finanzas de Brasil; Daniel Kerner, de Eurasia Group; el politólogo, docente e investigador de la Universidad de Lisboa, Andrés Malamud; el exministro de Producción de Perú, Piero Ghezzi; Bernardo Larraín, empresario, dirigente gremial de Chile; el CEO de Grupo Don Mario, Ignacio Bartolomé; Roberto Sallouti (BTG Pactual), el banco de inversión más grande de América Latina. 

Dato no menor es que cuando el CEO del brasileño BGT Pactual saludó a Milei, lo reivindicó como el presidente que esta torciendo (para bien) la historia de la Argentina. Este banco, se quiere quedar con el Banco Nación y presiona para que Toto Caputo lo privatice.

«Es una pijamada de adoctrinamiento y una marcada de cancha al rumbo del país. Como cuando el subcomandante Marcos lee en los fogones pero nivel 5 estrellas», relató a LPO un periodista que cubre todos los años el Foro. 

La agenda del Foro incluyó actividades «humanísticas» como una caminata reflexiva o espacios de meditación. La caminata molestó a las pocas mujeres que asisten al encuentro que se quejaban del impacto de la persistente llovizna sobre sus peinados. 

La agenda del Foro incluyó actividades «humanísticas» como una caminata reflexiva o espacios de meditación. Las pocas mujeres que accedieron al encuentro se quejaban del impacto de la persistente llovizna en sus peinados, durante las caminatas. Mejor rating tuvo el concurso por el mejor Gin Tonic que condujo Ivan De Pineda. 

El Llao Llao es propiedad de Eduardo Elsztain (Grupo IRSA) y David Sutton (Grupo Alvear) anfitriones del encuentro y en el caso del primero con funcionarios que le responden en cargos claves vinculados a sus intereses en el real state. 


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.