Conectarse con nosotros

NACIONALES

El ajuste infinito

Publicado

el


Carlos Heller

Por Carlos Heller

El gobierno de Javier Milei viene demostrando su intolerancia hacia el funcionamiento de las instituciones de la República establecidas en la Constitución Nacional. Ello se manifestó claramente durante el tratamiento del proyecto de ley “ómnibus” que finalmente volvió a foja cero tras su intento de consideración en particular. Pero es necesario remontarse más atrás: en su asunción, el Presidente habló de espaldas al Congreso haciendo evidente la contrariedad que le produce ese otro poder del Estado. Luego, el proyecto de ley “ómnibus” fue enviado a sólo tres comisiones, contradiciendo todas las buenas prácticas institucionales. Está claro, el Poder Ejecutivo no aparece especialmente interesado en la deliberación parlamentaria: más bien la concibe como una instancia que no puede evitar, pero intenta reducirla a una práctica formal y lo más breve posible. Ello explica el envío al Congreso de ese paquete de iniciativas imposible de tratar con la seriedad que corresponde.

No es un dato menor esa falta de consideración por el Poder Legislativo. La composición de este último representa las diversidades territoriales y sectoriales. La representación territorial tiene que ver con los Estados federales que componen la Nación y con sus habitantes. La representación sectorial, en cambio, expresa a los sectores gremiales, sociales, políticos, culturales, intelectuales, empresariales y científicos, entre otros. Esa diversidad es la que enriquece el análisis y el accionar parlamentario.

La estrategia del oficialismo no ha sido exitosa. Pero no sólo por lo que sucedió en el Parlamento durante el debate entre los legisladores y las legisladoras. No lo fue, además, entre otras razones, por la incidencia política que tuvo el paro y movilización del 24 de enero y por las cerca de doscientas organizaciones que se expresaron en la Cámara de Diputados, una gran mayoría de ellas planteando su desacuerdo con diversos aspectos del proyecto de ley. La estrategia oficialista chocó contra una sociedad civil que se movilizó para decir que no está de acuerdo con los contenidos del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

Al gobierno no le está yendo bien. Pero, ¿ello qué quiere decir? Que a una gestión le va bien cuando le va bien a la gente. No hay políticas buenas que, a la vez, son malas para la gente. En la semana, por ejemplo, hubo anuncios de aumento de las tarifas del transporte de pasajeros, de suba generalizada de los servicios públicos y de retiro de subsidios. A partir de ahora los subsidios de trenes y colectivos serán sólo para aquellos usuarios de la tarjeta SUBE que puedan acceder a la tarifa social con un descuento del 55%. En principio, se suponía que los usuarios de las distintas provincias accederían a este beneficio. Pero parece que no es así: en la página de Casa Rosada se afirma que “el Gobierno nacional mantiene una Tarifa Social Federal para los boletos de colectivos y trenes de la ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires que podrá alcanzar a 6 millones de personas”. Más allá del adjetivo “federal”, la medida sólo estaría restringida al AMBA.

Los principales indicadores comienzan a mostrar las consecuencias del programa económico en marcha: en diciembre la industria registró una caída interanual del 12,8% y la construcción una baja del 12,2%, muy afectada por la evolución de la obra pública. En la misma línea, las remuneraciones promedio de las/os trabajadoras/es estables (RIPTE) cayeron en diciembre un 13,7% mensual en términos reales, alcanzando su menor nivel en casi 19 años. En el caso de los salarios del sector público, calculados por el Indec, éstos cayeron en el mes un 15,9%.

En ese escenario, el gobierno dice que es necesario corregir los atrasos relativos de los precios de ciertos bienes y servicios. Eliminar ese supuesto atraso significa dejar que se consolide un brutal deterioro del poder adquisitivo de los salarios y de las jubilaciones. Es decir: el objetivo buscado es que suban los precios de los productos y servicios más que los ingresos de las/os asalariadas/os y jubiladas/os y que, por lo tanto, éstos caigan en términos reales. Como el propio gobierno lo dice, esto significa ajuste. Y este tipo de ajuste nunca resuelve los problemas. Por el contrario, los agrava. El ajuste que se promueve trae aparejada la caída de la actividad económica y, cuando cae la actividad económica, también caen los ingresos tributarios y cuando caen los ingresos tributarios la búsqueda del equilibrio fiscal requiere de nuevos ajustes. Por lo cual, la opción por este modelo es la opción por un ajuste infinito. No va por ahí. Ese proyecto ya demostró su inviabilidad con las tres M anteriores: Martínez de Hoz, Menem y Macri.

En ese marco, el gobierno recibe el apoyo de las grandes corporaciones. La Asociación Empresaria Argentina (AEA) en un comunicado del 3 de febrero, sostiene que la aprobación en general de la ley “representa un paso muy importante” y agrega: “esta decisión adoptada en el marco de las instituciones que integran nuestra Constitución Nacional contribuye a despejar la incertidumbre ya que, como lo hemos afirmado reiteradamente, es el sistema representativo republicano y federal de gobierno el fundamento central de nuestra vida política y social y el factor crucial para el desempeño del sector privado”.

Luego de la vuelta a foja cero del proyecto, la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmCham) mostró su preocupación y señaló: “es un momento de inflexión donde necesitamos de líderes políticos que promuevan la transformación profunda de la Argentina hacia un modelo de país viable. Instamos a que estos liderazgos estén a la altura de las circunstancias (…). Las disputas partidistas y los intereses individuales desvían la atención de las verdaderas necesidades de la sociedad argentina”.

Nosotros pensamos que es desde la construcción de coincidencias en el amplio campo nacional y popular que se irá delineando una alternativa amplia, plural y diversa que exprese un modelo de país diferente.

El camino que intenta imponer el gobierno y apoyan las grandes corporaciones, el del ajuste infinito, no es el único ni el mejor. Hay otro modelo de país: con crecimiento y distribución equitativa del ingreso, con un Estado activo, con la defensa de los derechos conseguidos y con la promoción de otros nuevos, con inversión en salud y en educación, con desarrollo científico, con inclusión social y con equidad, entre muchos otros y trascendentes aspectos.

* Diputado nacional Unión por la Patria y Presidente del Partido Solidario


NACIONALES

Axel Kicillof se solidarizó con el gobernador de Chubut, Ignacio Torres

Publicado

el


El gobernador reiteró su queja por el recorte de fondo nacionales. «No es, como sostiene Milei, contra los gobernadores sino contra los pueblos de las provincias».

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires se solidarizó con sus pares patagónicos que, encabezados por Ignacio Torres, este viernes decidieron dar un paso al frente en la discusión con la administración de Javier Milei y amenazaron con no entregar los recursos hidrocarburíferos que se producen en esas provincias si el Ministerio de Economía de la Nación, Luis Caputo, “persista en retenerle a Chubut los fondos que por derecho le pertenecen».

Nuestra solidaridad con el pueblo de Chubut. Todas las provincias estamos siendo sometidas a esta “extorsión” y el recorte de fondos. No es, como sostiene Milei, contra los gobernadores sino contra los pueblos de las provincias”, escribió Kicillof en su cuenta oficial de X, en lo que sirvió para sostener una postura que desde la administración bonaerense se viene defendiendo desde el comienzo de la gestión libertaria.

En esa sintonía que encolumna prácticamente a todos los gobernadores del país, los mandatarios de Tierra del Fuego, La Pampa, Santa Cruz, Neuquén, Chubut y Río Negro, se sumaron en el apoyo a Torres y denunciaron las “medidas extorsivas que plantea Milei”, que adjudican a «represalias que se anunciaron luego de que cayera el tratamiento de la Ley Ómnibus».

«No aceptamos patrones de estancias ni el unitarismo de quienes se creen que van a poder pisotear a las provincias», advirtieron y agregaron que “quitarte a una provincia más de un tercio de su coparticipación es una acción criminal que persigue el objetivo deliberado de hacer sufrir a sus habitantes para de este modo forzar a su gobierno a adoptar determinadas decisiones políticas».

La Provincia viene manifestándose en esa dirección desde hace ya tiempo y profundizó esa postura en las últimas semanas, cuando arremetió con las críticas por el ajuste nacional que ya golpea a docentes y usuarios del transporte y en el próximo mes se notará con más fuerza en las tarifas de servicios públicos. 

«No conocen la realidad del interior»

“Pueden intentar fundirnos y atacar a la provincia, pero nosotros vamos a seguir cumpliendo con el compromiso que asumimos con nuestro pueblo”, había dicho Kicillof horas antes al habilitar un anexo de la Escuela Secundaria N°6 en el paraje rural Don Cipriano en el municipio de Chascomús. 

“Es evidente que quienes solo hablan de ajustar y privatizar no conocen la realidad del interior de la provincia de Buenos Aires: aquí no llega el mercado para construir una escuela porque no es rentable, entonces es el Estado el que tiene garantizar las oportunidades para todos y todas”, expresó el gobernador quien estuvo acompañado por el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni; el intendente local, Javier Gastón; y la directora de la institución, Belén Leglise.

«Estamos muy contentos porque, a pesar de estar atravesando una situación adversa producto de las políticas del Gobierno nacional, hoy podemos dar respuesta a una necesidad de las familias de Don Cipriano”, dijo el mandatario provincial que agregó:  “No era justo que los chicos y las chicas de este paraje rural tuvieran que irse o recorrer muchos kilómetros todos los días para recibir algo indispensable como es la educación de nivel secundario”, agregó.

El anexo de la EES N°6 saldará la demanda de oferta educativa de nivel secundario en la zona: contará con una matrícula de 15 estudiantes y formará parte de un polo educativo conformado también por la Primaria N° 20 y el Jardín de Infantes N° 3. Don Cipriano es un paraje rural en el que viven pocas familias y está ubicado a 30 kilómetros de Chascomús por la ruta provincial 20.

“Este anexo va a permitir que las y los jóvenes de Don Cipriano tengan la oportunidad de educarse y de generar arraigo en su comunidad. Esto se puede lograr gracias a la vocación de un gobernador que impulsa políticas públicas para mejorar la calidad de vida en los parajes rurales”, remarcó el intendente Gastón. 

Mediante el Programa Especial de Emergencia Educativa, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires ya finalizó 14 obras de refacción y puesta en valor de la infraestructura escolar de Chascomús. “El Estado tiene que estar presente para que todos los chicos y chicas, estén donde estén, tengan los mismos derechos: tenemos la responsabilidad de hacer más y seguir mejorando nuestra oferta educativa”, señaló Sileoni.

Durante la jornada, el gobernador y la presidenta del Instituto Cultural, Florencia Saintout, presenciaron en el Parque Libres del Sur la prueba de sonido de la orquesta infantil y juvenil local que encabezará el cierre de El Festival que organiza la Fundación SOIJAr. Esta octava edición del encuentro federal que convoca a jóvenes de todo el país conmemora el bicentenario del estreno de la Novena Sinfonía de Beethoven y finaliza el próximo domingo.

“Este es un festival con un profundo sentido social, que promueve la inclusión y en el que participan orquestas de todo el país: conscientes de que la formación artística abre mejores posibilidades, se busca integrar a músicos ya consagrados con chicos y chicas que nunca pudieron contar con instrumentos musicales en sus casas”, expresó Saintout.

Sabemos que el ajuste ya está llegando a cada rincón de la Argentina y que impacta sobre todo en la producción y en el bienestar de los trabajadores”, dijo Kicillof al volver sobre la descripción de la situación que preocupa a los jefes provinciales. “Nosotros no estamos de acuerdo con esa política, razón por la cual vamos a seguir tomando nota de las necesidades y haciendo todos los esfuerzos para dar respuestas a las y los bonaerenses”, concluyó.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.