Conectarse con nosotros

NACIONALES

Diputados retoma el debate sobre la moratoria previsional

Publicado

el



El plenario se desarrollará en el anexo C de la Cámara baja a partir de las 13:30. La moratoria anterior venció el mes pasado, pero fue prorrogada por decreto de necesidad y urgencia del Poder Ejecutivo.

En un plenario de comisiones, la Cámara de Diputados retomará el miércoles el debate sobre la moratoria previsional para garantizar la jubilación a las personas que no cuentan con los aportes suficientes a través de un plan de regularización de sus deudas con ANSeS.

La iniciativa, que ya contaba con media sanción del Senado, comenzó a tratarse el mes pasado con la presencia de funcionarios de ANSeS, antes del receso invernal, durante una reunión de la comisión de Previsión y Seguridad Social, pero ahora se sumará la de Presupuesto y Hacienda.

El plenario se desarrollará en el anexo C de la Cámara baja a partir de las 13:30. La moratoria anterior venció el mes pasado, por lo que el presidente Alberto Fernández se vio obligado a prorrogarla por decreto, a la espera de que el Congreso la convierta en ley.

El 30 de junio pasado, el oficialismo consiguió la media sanción en el Senado con 38 votos a favor, 6 en contra y 18 abstenciones. Los votos «no positivos» vinieron de la mano de Juntos por el Cambio, por los reparos en torno al impacto fiscal que supondría la implementación de la nueva moratoria.

La aprobación se dio dos días antes de la intempestiva renuncia de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía, quien no había sido consultado por los autores del proyecto, en el marco del vaciamiento progresivo de su autoridad por parte del kirchnerismo.

Ahora la iniciativa sí cuenta con el visto bueno del expresidente de la Cámara de Diputados y actual ministro de Economía, Sergio Massa, y de hecho su sucesora en el cargo, Cecilia Moreau, informó a la prensa acreditada que la sanción de la moratoria es parte de la agenda oficialista para el corto plazo.

El proyecto de ley, que tiene como autores a los kirchneristas Mariano Recalde y Anabel Fernández Sagasti, contempla un plan de facilidades de pago de deudas previsionales de hasta 120 cuotas al que podrán acceder, durante un período de dos años, aquellas personas que cumplieron la edad jubilatoria (60 años las mujeres y 65 los hombres) y no tengan los 30 años de aportes exigidos.

También está dirigido a las personas que les falta hasta diez años para alcanzar la edad jubilatoria (mujeres de 50 a 59 años y hombres de 55 a 64 años), que ya saben que no van a llegar con los años de aportes cuando tengan la edad jubilatoria. El programa les permite anticiparse y empezar a pagar por anticipado por los períodos faltantes

A su vez, el beneficio de la moratoria también alcanza a viudas o viudos, hijos o hijas menores de edad o con discapacidades, que podrán requerir el plan de regularización de aportes para acceder a la pensión.

Los beneficiarios de la moratoria podrán regularizar los períodos faltantes hasta el mes de diciembre de 2008, inclusive. Las cuotas mensuales serán descontadas de manera directa del haber jubilatorio que se obtenga a través del programa. El pago mensual será equivalente al 29% de la remuneración mínima imponible, en coincidencia con lo que aportan los trabajadores en actividad

El proyecto beneficiaría a cerca de 800 mil personas (477 mil mujeres y 295 mil hombres) que están en edad de jubilarse, pero no tienen los años de aportes. Actualmente, hay cerca de 500.000 personas en esa situación y se calcula que el año que viene se sumarán otras 300.000 en esas condiciones.

También se estima que hay otras 800.000 personas en condiciones de adelantar el pago de sus deudas previsionales para acceder a la jubilación. Según detalló el Director General de Planeamiento de la Anses, Ignacio Amigorena, en la primera reunión informativa de la comisión de Previsión y Seguridad Social, el costo fiscal de la moratoria para el 2022 sería de un 0,02% del PBI. Para el 2023, el gasto sería del 0,3% PBI.


NACIONALES

Marcha nacional universitaria: Del Congreso a la Plaza de Mayo

Publicado

el


La comunidad universitaria avanza en la organización de la marcha prevista para el próximo martes 23, en reclamo de fondos y en rechazo al ajuste que está aplicando el gobierno de Javier Milei. Este viernes se reunieron representantes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), de los sindicatos de docentes y no docentes, y dirigentes estudiantiles de la Federación Universitaria Argentina (FUA). Acordaron que la concentración principal se realizará frente al Congreso Nacional y desde allí se marchará a la Plaza de Mayo, donde se hará un acto central. 

A la vez, la protesta tendrá expresión federal: los universitarios resolvieron «marchar o movilizar en cada universidad del país para que en cada territorio se exprese el apoyo a la universidad pública».

Del encuentro del viernes participaron, además de emisarios del CIN y la FUA, dirigentes del Frente Sindical de Universidades Nacionales, que integran las federaciones docentes Fedun, Conadu, Conadu Histórica, Fagdut, Ctera y UDA, y la federación no docente Fatun. Consensuaron las condiciones bajo las cuales transcurrirá la movilización callejera, que se espera que sea multitudinaria, y que “pondrá a la universidad en la calle y permitirá a toda la ciudadanía expresar su apoyo”. Las tres centrales obreras del país, tanto la CGT como la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, anunciaron su acompañamiento.

La concentración, en la Ciudad de Buenos Aires, comenzará el martes 23 a las 15.30 ante el Congreso Nacional. Desde allí las columnas se dirigirán hacia Plaza de Mayo, en donde se realizará el acto principal de la jornada, a las 18, y se leerá un documento.

Para desembocar en el martes 23, la comunidad académica desarrollará una «gran campaña nacional de defensa de la universidad pública». Para la marcha en sí, los universitarios decidieron invitar a participar a la comunidad científica, a organizaciones estudiantiles, a los organismos de derechos humanos y a «legisladoras y legisladores de todo el arco político y de todos los niveles del Estado».  

“La perspectiva es que va a ser una marcha muy importante, esperamos contar con el acompañamiento fundamentalmente de la comunidad universitaria y de la sociedad”, afirmó a Página/12 Federico Montero, secretario de organización de la Conadu, y resaltó el acompañamiento recibido de parte de las centrales sindicales. Montero enfatizó la necesidad de que la marcha se realice en forma pacífica. “Vamos a tomar todos los recaudos para que esto sea así, y que permita expresarse libremente a la comunidad universitaria como lo viene haciendo a lo largo y a lo ancho del país”, aseguró.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.