Conectarse con nosotros

INFO. GENERAL

Cerca de dos millones de estudiantes presentan problemas de vinculación escolar en la Argentina

Publicado

el



Durante los dos años de pandemia se incrementó casi dos puntos porcentuales la repitencia y abandono, que pasó del 8,7 al 10 por ciento, indicaron autoridades de la cartera de Educación.

Cerca de dos millones de estudiantes del país, mayormente secundarios, presentan problemas de vinculación escolar y posible abandono por motivos pedagógicos, tecnológicos y personales y fueron incluidos en un programa de acompañamiento docente, informó hoy el Ministerio de Educación nacional.

De ese total de estudiantes, el 6 por ciento “está actualmente en situación crítica”, y además durante los dos años de pandemia se incrementó casi dos puntos porcentuales la repitencia y abandono, que pasó del 8,7 al 10 por ciento, indicaron las secretarias de Educación, Marisa Díaz, y la de Innovación y Evaluación Educativa, Gabriela Diker, durante la presentación en rueda de prensa de la segunda etapa del programa Acompañar, en la sede de la cartera.

Consultada Díaz por NA acerca del grupo más afectado de estudiantes en la emergencia sanitaria y las causas de sus problemas de vinculación escolar, señaló que “es una situación multicausal, es de orden pedagógico con problemas escolares, de relación con la virtualidad, también problemas preexistentes como jóvenes que trabajan, paternidad juvenil y adicciones, entre otras”.

“La pandemia los hace visibles, los complejiza”, sostuvo la secretaria de Educación del Palacio Sarmiento, para acotar que “dentro de este 1.870.000 de estudiantes de los tres niveles que ingresó al programa Acompañar de revinculación pedagógica, hay 1.014.000 que son estudiantes secundarios, el 54 por ciento del total y que representan el núcleo duro de trabajo del Ministerio y las 24 jurisdicciones, pero sabemos dónde están”.

Diker, por su parte, precisó a Noticias Argentinas (NA) que los indicadores de abandono pre-pandemia en el nivel secundario alcanzaban al «8,7 por ciento del total de la matrícula” y destacó que el porcentual “venía mejorando en el período 2011-2019, cuando se redujo un 3 por ciento”, en relación a los estudiantes que se anotaban en el año subsiguiente.

“Actualmente la repitencia es del 10 por ciento en el nivel secundario y estos indicadores que venían mejorando, empeoraron en estos dos años de pandemia”, sostuvo Diker.

En el Ministerio también destacaron respecto a los casi dos millones de estudiantes afectados en sus trayectorias curriculares que “el desafío está también determinado por los factores socioeconómicos que impactaron en el sistema educativo y principalmente en la escuela secundaria”.

La crisis sanitaria también afectó a nivel mundial la trayectoria escolar masiva de estudiantes, no solo en la Argentina, y al respecto según el último relevamiento de Unesco, “más de 500 millones de alumnos de cientos de países no pudieron aprender a leer y escribir”, por falta de continuidad pedagógica.

El Ministerio de Educación de la Nación creó en agosto de 2020 el programa Acompañar: Puentes de igualdad, que fue aprobado de forma unánime por la asamblea del Consejo Federal de Educación, que reúne a los jefes de las 25 carteras educativas del país.

El principal objetivo del programa, impulsado desde la Secretaría de Educación, es ir en busca de estudiantes cuyas trayectorias educativas se vieron afectadas por la pandemia y asegurar su permanencia en el sistema educativo: para sostener el plan el Estado nacional invierte 2.194.499.995 de pesos que son distribuidos entre todas las jurisdicciones.

El programa Acompañar trabaja con distintos dispositivos socioeducativos “para alentar la continuidad en los estudios en todos los niveles del sistema a través del despliegue de un Estado presente en los distintos territorios del país”, indicó el Ministerio.

Para ello, se elaboró un Plan de Abordaje Integral de cuatro líneas de acción: el acompañamiento a las trayectorias educativas, la revinculación escolar, la permanencia en la escolaridad de los niveles obligatorios y el egreso del nivel cursado.


INFO. GENERAL

Lula ya ganó

Publicado

el


Si bien la política no se rige por las matemáticas, los resultados de la infartante elección vivida en Brasil entre Lula y Bolsonaro, nos dicen que es matemáticamente imposible que Bolsonaro pueda triunfar en primera vuelta.

Viendo los votos que cada uno de ellos obtuvo en primera vuelta, la diferencia a favor de Lula es de 6.186.838 votos.

A la vez los votantes disponibles por fuera de los que ya eligieron a Lula o Bolsonaro (no es muy sensato pensar que quienes ya eligieron en la primera voten distinto en la segunda) ascienden a 9.897.626 electores. Por lo tanto, Bolsonaro solo para empatar a Lula debería sumar el 62,5 % de los votos en juego, lo cual implica un cambio brutal de la tendencia vivida en la primera vuelta.

Si en la primera vuelta de cada 100 en juego, Bolsonaro capturó 43, en la segunda debería obtener un 44% más, 63. Pero aun si lo lograra, el resto de los votantes o por lo menos parte de ellos (quedan disponibles para Lula 3.710.788) votaran a Lula, el líder del PT triunfaría.

Otra manera de ver lo mismo es tomando en cuenta el total de votantes (123.679.626 ) o los votos válidos ( 118.227.018 ), vemos que sacar más del 50 % supone en el caso de los votos totales un cúmulo de votos de 61839814, tomando solo los válidos el 50 % son 59113509.

Frente a dicho objetivo Lula, con cosechar 1.855.394, ya estaría comenzando a superar el 50 % de los votos válidos y necesitaría 4.581.699 para el caso de que todos los votantes participaran.

Distinta es la situación de Bolsonaro. Para superar el 50 % de los votos válidos debería sumar 8.042.232. Debería por lo tanto, quedarse con el 81 % de los electores que están en juego (prácticamente Lula perdería 80 a 20 en los votantes disponibles que definen la segunda vuelta). E incluso si todos los votantes emitieran votos válidos, Bolsonaro necesitaría agregar a su resultado electoral 10.768.537 votantes. Es decir, no sólo todos los que no votaron por Lula y Bolsonaro deberían votarlo, sino que además, votantes de Lula deberían cambiar de voto .

Las matemáticas no rigen la política pero todo parece indicar que en el difícil país- continente Lula ya ganó. Y con él, el mundo, la Región y la Argentina.

Nunca fue fácil, pero es un paso más en la batalla por la democratización y la necesidad de terminar con las desigualdades en nuestra América Latina.

Por Claudio Lozano

Presidente de Unidad Popular.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.