Conectarse con nosotros

NACIONALES

La definición de Alberto Fernández sobre las tarifas y el gasoducto Néstor Kirchner

Publicado

el


El mandatario se refirió al precio que deben pagar los usuarios por los servicios públicos. Lo acompañó Sergio Massa, quien destacó que la decisión del Gobierno de «soltar un poquito de reservas, pero garantizar que los argentinos pudieran tener la computadora prendida y las máquinas funcionando en las fábricas”.

El presidente Alberto Fernández firmó el comienzo de las obras de la primera etapa del gasoducto Néstor Kirchner con las empresas que estarán a cargo de concretarlo. «Queremos tarifas en pesos y a precios razonables. Nunca más tarifas en dólares», manifestó, y señaló la importancia de no depender de la importación de gas, en especial en el contexto de la guerra entre Rusia y Ucrania ya que provocó un aumento en el precio de la energía.

«Es muy importante que estemos logrando esto, es gas para los argentinos que hace falta. Gas que garantiza que la producción siga creciendo», afirmó, y recordó que «estamos dando un paso muy importante que debió haberse dado antes».

«Es gas que además, por la cantidad que tenemos, puede convertirnos a nosotros en proveedores de gas para todo el mundo, en tiempos donde los precios de la energía han subido por la guerra de Rusia y Ucrania -dijo el mandatario-. Tenemos un insumo central que es el gas. Ha sido declarado por la UE como la energía de transición hacia las energías renovables, y tenemos una gran oportunidad como país».

En un acto en la localidad bonaerense de Salliqueló, el presidente se mostró con su nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, y los gobernadores de la provincia de Buenos Aires y La Pampa, Axel Kicillof y Sergio Ziliotto.

«No queremos tarifas dolarizadas»

Fernández recordó que el gobierno de Mauricio Macri intentó realizar el gasoducto a través de un programa de participación público-privada (las PPP), pero que el valor del gas se pensaba en dólares.

«No queremos nunca más que las tarifas en Argentina estén dolarizadas. Las tarifas tienen que estar absolutamente vinculadas con la sociedad dada en un momento dado«, afirmó. «Las cosas se pueden hacer de dos modos, no es todo lo mismo. No me iría tranquilo de la presidencia si esta obra no se hubiera puesto en marcha, porque esta obra le hace falta a la Argentina», agregó.

Asimismo, señaló que «en los 4 años previo a nuestra llegada la producción del gas había caído un 8 por ciento anual». «Nos propusimos con (el exsecretario de Energía) Darío Martínez ver el modo de levantar eso, así impulsamos el Plan GasAr, con récord de producción de gas», dijo.

La importancia del Aporte Solidario de las grandes fortunas

El mandatario señaló también la importancia del Aporte Solidario de las grandes fortunas, ya que con parte de los fondos conseguidos a través de esta ley se financiaron las obras del gasoducto. 

«A esas grandes fortunas debemos darle las gracias. Uno puede ser millonario y solidario con la sociedad donde vive. Los mejores millonarios son los que se dan cuenta que no pueden desarrollarse en una sociedad que no se desarrollar».

“Gobernar es elegir”

El ministro Massa, por su parte, destacó que si el macrismo hubiera finalizado las obras del gasoducto se hubiera ahorrado energía durante la crisis que se está viviendo a nivel mundial a partir de la guerra entre Rusia y Ucrania. “(El gasoducto) nos va a permitir aumentar en el primer tramo 11 millones de metros cúbicos diarios (de gas) -manifestó el titular de Economía-. Si todos cumplimos lo que tenemos que cumplir, vamos a poder ahorrar entre 1300 y 2200 millones de dólares en importación. Esta obra es trabajo, son casi 10 mil puestos de trabajo”.

Massa señaló que debido al conflicto bélico los valores de la energía se multiplicaron entre 5 y 10 veces y que países como España, Francia y Alemania han tomado medidas -apagar vidrieras, volver a calefaccionar con carbón o leña- para ahorrar en el consumo energético.

“Gobernar es elegir -dijo-. Entre dejar salir un poco más de reservas o cortar el gas y la luz, porque tuvimos que importar gas, gas licuado y diesel para sostener el nivel de actividad, la decisión fue soltar un poquito de reservas, pero garantizar que los argentinos pudieran tener la computadora prendida y las máquinas funcionando en las fábricas”.

«Estamos cerca de llegar a la soberanía energética nacional»

A su turno, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, remarcó la importancia de haber recuperado YPF durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

«Desde que se recuperó YPF en 2012 hasta 2015 las reservas de petróleo subieron un 15 por ciento después de años de caer, y las reservas de gas subieron un 40 por ciento», detalló el mandatario provincial.

En ese sentido, rememoró que en los ’90 «el proceso de vaciamiento (de la empresa) resultó en que buena parte, no solo de los recursos se fueran a otro lado, sino el capital humano, se cerraron laboratorios». 

«Fue una pérdida de patrimonio nacional, de soberanía, con un resultado concreto: nos quedamos sin autoabastecimiento energético. Eso es algo que todavía estamos pagando», enfatizó.

Es por ello que Kicillof defendió la importancia del gasoducto Néstor Kirchner: «Estamos firmando los contratos de los gasoductos que no invirtió el Gobierno anterior, que interrumpió la inversión en infraestructura y también en energía».

«Estamos cerca de llegar a la soberanía energética nacional. Ahora sale el gas y el petróleo y nos falta el gasoducto que habría que haberlo hecho en los años anteriores. El gasoducto es lo que termina de revivir a Vaca Muerta y convertirla en una fuente de riqueza para los argentinos», concluyó.


NACIONALES

Que hay por detrás del conflicto del sector del neumático

Publicado

el


Presentamos Informe sobre el conflicto en el Sector del Neumático «Voracidad, caradurez e hipocresía empresarial», elaborado por Claudio Lozano.

Para Lozano, «el conflicto que enfrenta a los trabajadores del neumático con las firmas líderes de la actividad, evidencia con absoluta claridad la voracidad y la caradurez con la que participan de las negociaciones salariales, los grandes capitales locales y extranjeros que dominan la economía argentina. En este caso, el sector está dominado por una empresa trasnacional de origen italiano Pirelli, pero en la que participan también capitales norteamericanos, por un Grupo Económico Local como el Grupo Madanes y la firma de origen japonés Bridgestone Firestone.

El reclamo de los trabajadores comenzó hace más de cuatro meses y se fue profundizando gradualmente luego de 22 audiencias infructuosas a consecuencia de la tozudez empresarial.

El conflicto es por la paritaria de este año. El miércoles pasado, luego de cinco audiencias previas, las empresas del Sector propusieron sumarle al Acuerdo Paritario del 2021(que se había cerrado con un aumento del 50 %, un 16% adicional, y además un 38% en tres tramos para la paritaria correspondiente a este año. Luego de una paritaria en el año anterior que había quedado rezagada respecto a los precios, el ofrecimiento de un 38% frente a una proyección inflacionaria del 100 % para este año francamente parecía una tomadura de pelo.» En simultáneo con esta propuesta, que en la práctica le planteaba a los trabajadores que siguieran resignando poder adquisitivo, los datos de la economía permitían constatar que la facturación del sector en el 2021 comparada con el 2020, superaba la evolución de los precios mayoristas de la economía.  Facturación Neumáticos  ( +58%) vs. Precios Mayoristas (+51,3%).

A la vez tomando la facturación de las empresas líderes como Pirelli y Fate, la misma crecía un 82% superando no solo a los precios mayoristas sino también, y con creces, a la evolución del PBI corriente (+ 70,2%).

Pero por si estos datos recientes no fueran suficientes, una mirada de más largo plazo sobre el sector nos muestra que no solo en el 2021 las empresas líderes crecieron por encima de la media de la economía. Al observar la evolución de los precios del sector desde el 2015 hasta hoy se observa un crecimiento del precio mayorista del 2600%.

Mientras que los salarios crecieron en el mismo período mucho menos, un 804%. Es decir, la distribución del ingreso al interior del sector se ha hecho mucho más regresiva . Los trabajadores perdieron un 67% en relación a la evolución de los precios del sector.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.