Conectarse con nosotros

NACIONALES

En una reunión tensa, no hubo acuerdo con los gobernadores por Ganancias

Publicado

el


Milei no pasó ni a saludar. Filtraron que iban a darles USD 6000 millones por ganancias por año a los gobernadores pero no se habló nada de eso.

La reunión con los gobernadores y los dos ministros elegidos por Javier Milei para reencauzar la relación con las provincias tuvo gusto a poco. El gobierno propuso reflotar la Ley Ómnibus y restituir la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, sin embargo no hubo consenso respecto a ese último punto.

En representación del gobierno estuvieron el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos. El Presidente no apareció en ningún momento. Por el lado de las provincias hubo asistencia perfecta. Incluso llegó Axel Kicillof que había manifestado resistencia al encuentro.

En un encuentro que duró casi cuatro horas, Posse y Francos ofrecieron aumentar la recaudación a través de la restitución y modificación del Impuesto a las Ganancias, pero varios mandatarios mostraron resistencia y finalmente no hubo acuerdo.

Ese fue quizás el tema más tenso de la reunión porque no hay consenso entre los mandatarios provinciales. Para algunos supone nada menos que dos masas salariales de su planta estatal, pero otros no quieren pagar el costo de reinstalar un impuesto que perjudica a los sectores medios-altos.

Además, el gobierno les presentó un nuevo proyecto de Ley Ómnibus reducido, con alrededor de 190 artículos (la original tenía 630). Por el momento se desconoce el articulado pero trascendió que incluye temas espinosos como privatizaciones y emergencias.

Entre los pocos puntos en los que hubo consenso se definió armar dos comisiones: una para identificar los pedidos de las provincias y otra para establecer los proyectos que la Casa Rosada enviará al Congreso. Según trascendió, la primera comisión estará a cargo del secretario de Hacienda Carlos Guberman junto a los ministros de Economía de las provincias.

A través de un comunicado de la Oficina del Presidente, el gobierno explicó que durante la reunión se propuso promover un paquete de alivio fiscal que incluye una Moratoria Impositiva, la modificación a los impuestos internos al Tabaco y la eliminación del impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas.

Nos entregaron la Ley Bases condensada y ahora es el Congreso de la Nación el que tiene la última palabra. Nosotros comprometimos a colaborar porque si le va bien al Gobierno nacional le va a ir bien a las provincias.

«El Gobierno nacional nos entregó la Ley Bases condensada y ahora es el Congreso de la Nación el que tiene la última palabra, pero nosotros nos hemos comprometido a colaborar porque si le va bien al Gobierno nacional le va a ir bien a las provincias y a los argentinos», dijo el tucumano Osvaldo Jaldo tras el encuentro.

De la conferencia de prensa participaron además Francos y Rogelio Frigerio (Entre Ríos). Tanto Jaldo como Frigerio se mostraron alineados con el gobierno.

El ministro del Interior dijo que hubo pedidos para que se restituyan el Fondo del Incentivo Docente (Fonid) y del Fondo Compensador del Transporte, que fueron cortados por la Casa Rosada. «No nos pusimos de acuerdo, porque son competencia de las provincias», afirmó. Uno de los gobernadores que reclamó puntualmente por esos fondos fue el bonaerense Axel Kicillof.

Respecto de la Ley Ómnibus, el ministro dijo que se le propuso a los gobernadores avanzar sobre los puntos en los que había consenso. «Decidimos avanzar con todos esos aspectos que tienen consenso parlamentario: declaración de emergencias, facultades delegadas y protección a las grandes inversiones y régimen hidrocarburífero. La mayoría de los gobernadores estuvo a favor», dijo, optimista.

Para la Casa Rosada este encuentro con los gobernadores fue un primer paso hacia el Pacto de Mayoque convocó el Presidente hace exactamente una semana en el Congreso.


NACIONALES

Tensión con Lula: Petrobras no quiso descargar el barco de GNL y se quedan sin gas las estaciones de GNC y la industria

Publicado

el


No está claro si fue una orden de Lula alarmado por las sospechas de corrupción en la compra directa del barco o por falta de pago de Enarsa. Se agrava la tensión diplomática con Brasil.

La crisis del gas le estalló en la cara al gobierno este martes. Petrobras se negó a descargar el buque que la administración de Milei compró de urgencia, en medio de un caos de planificación que ya dejó a las estaciones de GNC y a las industrias sin gas.

Petrobras impugnó la operación de compra que había cursado Enarsa y no autorizó la descarga del GNL en la terminal regasificadora de Escobar. La explicación oficial es que tuvieron problemas para concretar el pago de los 22 millones de dólares que costó el despacho, según publicó el portal especializado Econojournal.

Pero la operación ya venía complicada por las sospechas de corrupción y conflicto de intereses que la envuelven y que LPO reveló en exclusiva. Además es difícil aislar la crisis de la pésima relación que el presidente Lula tiene con Milei, que se ha cansado de insultar a su par brasileño e invitó a su asunción a Bolsonaro, en una afrenta grave al líder del PT.

«¿El barco decidió no descargar por sospechas de sobreprecio? ¿Por venganza de Lula contra Milei? ¿Porque Enarsa no tiene crédito?», se preguntaba esta noche un importante operador del área energética que no podía creer el nivel de improvisación del gobierno con un tema tan delicado como la provisión de gas para el invierno.

Como reveló LPO, el gobierno suspendió las obras complementarias del gasoducto de Vaca Muerta que hizo el anterior gobierno y esto impide sacar el doble de gas del yacimiento neuquino, que está en récords históricos de producción. 

El barco de Petrobrás decidió no descargar por sospechas de sobreprecio? Por venganza de Lula contra Milei? Porque Enarsa no tiene crédito?

El secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, se anotició de la gravedad de la crisis cuando esta ya explotó y de manera muy desordenada ahora el gobierno quiere cubrir el faltante comprando barcos de GNL, que cuestan al menos el triple que el gas de Vaca Muerta. Especialistas calculan que esto le costará al gobierno unos 3.200 millones de dólares, que amenazan con llevarse puesto el superávit y la acumulación de reservas.

En su exposición en el Congreso hace cuatro meses, en el inicio del debate de la ley ómnibus, Chirillo fue interrogado por diputados peronistas sobre el freno a las obras para garantizar la provisión de gas al norte del país. En ese momento el funcionario eludió una respuesta concreta y se limitó a afirmar que estaban trabajando en el tema

Esta madrugada, con el presidente Milei otra vez en Estados Unidos en otro viaje privado y el gabinete todavía sacudido por la purga interna que lanzó Karina Milei, el caos en la Casa Rosada era total y no había quién ordenara una línea de acción a la crisis de energía que se avecina con el invierno.

La crisis ya golpea al norte del país y se prevé que también haya faltantes de gas en Córdoba y Santa Fe. El impacto político de esta situación todavía es difícil de medir, pero si el gobierno no logra solucionarlo en las próximas horas puede ser importante.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.