Conectarse con nosotros

INFO. GENERAL

«El Chileno» Flores Peralta: el humorista callejero que hace reír hasta las lágrimas

Publicado

el


En la actualidad es reconocido como uno de los artistas callejeros número uno de la Argentina.

Todos lo conocen como “El Chileno”. El actor de 40 años suele realizar sus funciones en la rambla más famosa de Mar del Plata y sorprende al público con sus chistes improvisados y con doble sentido. En una entrevista con Multimedios NOVA, con la conducción del productor musical Aníbal de los Santos, Luis Alberto Flores Peralta habló sobre sus inicios en el humor y también contó su experiencia de trabajar en pandemia.

“La temporada es totalmente atípica, encima el clima no acompaña y le estamos poniendo mejor la buena onda”, explicó el artista callejero que comúnmente se lo encuentra en el centro de la ciudad balnearia.

“El Chileno” llegó a la Argentina en la década del ’80 con su padre, exiliado político, y su familia. “En Chile había un Gobierno militar, tenemos familiares desaparecido y como corríamos peligro de vida vinimos a vivir acá para buscar otra oportunidad”, contó. “Fuimos recorriendo provincias, haciendo espectáculos callejeros, montamos un circo y fuimos payasos durante mucho tiempo”, agregó.

Cuando llegó a Buenos Aires, el artista contó que había gente que ya lo reconocía en la calle. Estuvo en programas de televisión como Tinelli, Susana Giménez, Peligro Sin Codificar, Comedy Central, entre otros. “Estuve en la tele hasta el 2000 aproximadamente, pero no tenía ganas de estar en ahí. Nunca tuve buena relación con la televisión, porque cuando venís desde abajo te ponen límites, me sentía incómodo. Yo no vengo quedar bien, sino a mostrar lo que soy y lo hice a mi forma hasta donde pude”, sostuvo y reveló: “Cuando me quisieron contratar y me pusieron clausulas dije ‘hasta acá llegué’”.

En la actualidad es reconocido como uno de los artistas callejeros número uno de la Argentina. “Que la gente me ponga ese lugar y estar entre los grandes humoristas es un orgullo para mi familia. Trato de hacerlo humildemente y marcar la diferencia”, manifestó.

“Antes yo hacía humor para chicos y un día evolucioné y me dedique a hacer reír a los grandes con un humor cotidiano, popular. Hay gente que se siente identificada y otros que opinan que es un poco agresivo. Pero lo hago con dedicación y responsabilidad”, contó.

Flores Peralta expresó que cuando se para en la rambla “trato de hacerlo como si fuera la primera vez, de improvisar y que la gente no vea siempre lo mismo”.


INFO. GENERAL

La victoria de Lula será la victoria de la democracia

Publicado

el


Emir Sader

Sociólogo y politólogo brasileño.

Las dos victorias anteriores de Lula fueron victorias de las políticas sociales. Los gobiernos de derecha habían logrado convencer a la mayoría de la población de que el problema central de Brasil lograría el equilibrio de las cuentas públicas, para combatir la inflación. Así que triunfaron dos veces, en 1994 y 1998, en la primera vuelta. 

Pero la gran mayoría de la población se dio cuenta de que la inflación no estaba bajo control, ni era el problema más importante para el país. Cuando la población se convenció de que los problemas centrales del país eran las desigualdades regionales y sociales, Lula fue elegido en 2002 y reelecto en 2006.

Su gobierno logró reducir las desigualdades como ningún otro gobierno lo había logrado jamás. Eligió a Dilma como su sucesora, en 2010, y ella logró ser reelegida en 2014, siempre enfocada en la prioridad de las políticas sociales.

En todas estas elecciones los candidatos del PT salieron victoriosos, porque la prioridad de las políticas sociales redujo mucho las desigualdades sociales y regionales. Fueron la palanca fundamental de las mayorías que el PT conquistó a nivel nacional.

Todos ellos fueron posibles gracias a la existencia de la democracia, en la que la mayoría de la población decidió preferir los gobiernos del PT, fundamentalmente por sus políticas sociales. Cuando Dilma implementó un ajuste fiscal, que le hizo perder el apoyo que había ganado y permitió que la derecha volviera a romper a la democracia, no tuvimos la fuerza de masas para resistir, porque no había cultura democrática en la masa de la población para evitar el golpe del 2016.

Siempre se ha acusado a la izquierda de no valorar la democracia, de tomarla como un instrumento para alcanzar otros fines. La dictadura militar pasó a colocar a la izquierda como objetivo fundamental para la restauración de la democracia.

Aun así, la cuestión democrática no fue incorporada como central por la izquierda. Las desigualdades sociales continuaron como un objetivo fundamental. Sin vincular la cuestión democrática con la cuestión social.

La probable victoria de Lula este año, esta vez se centrará no sólo en la propuesta de retomar la prioridad de las políticas sociales y combatir las desigualdades regionales y sociales en Brasil. Una parte importante del voto de Lula proviene de esta posición, que es característica del PT.

Pero esta vez la gran mayoría que decide votar por Lula lo hace porque representa a la democracia, agrupando a todos los antibolsonaristas. Oponerse a la ruptura de la democracia, a todas las formas de autoritarismo hoy. Hablando con todos, Lula retoma las formas de convivencia en la diferencia. Como cita a Paulo Freire: converger en las diferencias para oponer lo antagónico.

¿Qué significa que Lula triunfe con la victoria de la democracia? El favoritismo de Lula es la expresión más amplia de la adhesión de la sociedad civil a la democracia; son concomitantes. La victoria de Lula será la victoria de la democracia, lo que significa que la democracia se generaliza como valor nacional.

 El avance irreversible será articular los dos ejes: la restauración de la democracia y la superación de las desigualdades sociales y regionales. La victoria de Lula puede representar, esta vez, la articulación de la cuestión democrática con la cuestión social.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.