Conectarse con nosotros

INFO. GENERAL

Cuándo y dónde se podrá ver la última Superluna del año

Publicado

el



Entre el jueves y viernes de esta semana se podrá observar este fenómeno denominado «Superluna de Esturión». Conocé todos los detalles.

La última Superluna de 2022 tendrá lugar este jueves y viernes en donde el satélite se verá más grande por la poca distancia que tendrá con la Tierra y asimismo más brillante de lo común.

Este será el cuarto fenómeno del año con las mismas características y se la denominó «Superluna de Esturión». La misma podrá visualizarse en todo el mundo y en la Argentina este jueves a las 23:36 se verá con buena presencia, aunque especialistas indican que su mayor tamaño será el viernes 12 de agosto.

La NASA fue la responsable de denominar este fenómeno que en casi todos los años aparece para sorprender. La primera vez que se le puso el nombre fue en 1979 en donde explicaron que Superluna se trata cuando la luna llena se acerca a la Tierra a la distancia más próxima posible y ese trecho es conocido como «perigeo».

Es importante recalcar que para observar la Superluna no es necesario utilizar objetos de protección, ya que no tiene ningún efecto secundario su apreciación, no así como en el Eclipse solar que sí es necesario.

La «Superluna de Esturión» fue llamada de esta manera porque durante el octavo mes del año, en el lago Champlain, que está ubicado entre Estados Unidos y Canadá, se realizaban las pescas más exitosas de esturiones. La NASA indicó que todos estos fenómenos serán denominados según costumbres nativas de país americano.

Lo más importante y lo que todos se preguntan, es cómo estará el tiempo los dos días para observar a la Superluna. El Servicio Meteorológico Nacional informó que en casi todo el país el cielo estará despejado con temperaturas agradables para presenciar este fenómeno.


INFO. GENERAL

Copa América: Argentina derrotó a Colombia y festejó el título en Miami

Publicado

el


El ingresado Lautaro Martínez anotó el único gol de la final en la segunda parte del tiempo extra. Se produjeron incidentes en el ingreso del público al Hard Rock Stadium y eso retrasó el inicio del partido por más de una hora.

Daniel Guiñazú

Por Daniel Guiñazú

Otra vez Argentina en lo más alto de fútbolOtra vez, Lionel Messi levantando una copa (¿la última de su carrera?). Otra vez y por última vez, Ángel Di María celebrando un título. Otra vez, «Dibu» Martínez, «Cuti» Romero, Julián Álvarez, Rodrigo de Paul y el resto de los muchachos saltando, cantando, festejando y haciendo la historia. Otra vez, Lionel Scaloni y su gran cuerpo técnico, al frente de un equipo campeón.

Cuarta final jugada y cuarta final ganada. Así como en Río de Janeiro, Londres y Doha, ahora fue Miami el domicilio de una alegría que bien entrado el lunes, tuvo epicentro inmediato en millones de hogares del país. En los barrios mas elegantes, pero también en los más humildes. La Selección Argentina, verdadero equipo del pueblo que une lo que todo lo demás desune, derrotó 1 a 0 a Colombia con un gol de Lautaro Martínez a los 7 minutos del segundo tiempo suplementario y alzó por 16º vez y segunda consecutiva la Copa América, el torneo de selecciones nacionales más antiguo del mundo.

Lástima que el escándalo de la previa deslució lo que debió haber sido una gran fiesta de principio a fin. El partido empezó con una demora de 75 minutos porque los portones de acceso al Hard Rock Stadium fueron sobrepasados por miles de hinchas, en su mayoría colombianos, que lograron ingresar sin entradas y colapsaron los controles policiales. Hubo corridas, heridos, detenidos, momentos de descontrol y absoluta impotencia de Comembol y la seguridad para poner en caja la situación. Miles de personas vieron el partido en forma gratuita. Miles, con los boletos en las manos no pudieron pasar. Un bochorno.

El partido en sí fue todo lo complicado que se preveía. Le costó a la Argentina el primer tiempo encontrar líneas de pase porque Colombia presionó desde tres cuartos de cancha hacia atrás y encimó a los receptores. Entonces, se dependió demasiado de los saques largos de «Dibu» Martínez. Messi debió bajar para entrar en juego y la pelota tampoco le llegó a Julian Alvarez. Colombia jugó mejor de a ratos. Pero sin llegar al arco argentino.

Las conmovedoras lágrimas de Messi que salió lesionado a los 19 minutos del segundo tiempo no achicaron a la Selección. Su reemplazante, Nicolás Gonzalez entró bien al partido y Enzo Fernándezy Alexis Mac Allister le dieron al equipo el control del juego que le estaba faltando. Por eso, la Selección cerró mejor el segundo tiempo, con más aire, presencia y caracter que una Colombia que se fue apagando. Pero a la que no pudo quebrar en el marcador.

Scaloni oxigenó el equipo para el alargue con los ingresos de Lautaro Martínez, Lo Celso y Paredes por Julián Alvarez, Enzo Fernández y Mac Allister. El partido estaba para cualquiera. Y a los 7 minutos de la segunda etapa, los tres que ingresaron se conjugaron para darle a la Argentina el gol que valió otra Copa: Paredes recuperó una pelota, Lo Celso habilitó a Lautaro y el goleador convirtió mano a mano ante Vargas. Argentina bicampeón de América. Con presencia y convicción ganadora. Para toda la alegría de un país que durmió menos con tal de festejarla.  


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.