Conectarse con nosotros

PROVINCIALES

Claudio Vidal asumió como gobernador de Santa Cruz y presentó su Gabinete Provincial: «Desde hoy, vamos a escribir nuestra propia nueva historia»

Publicado

el


En una emotiva ceremonia en el Polideportivo de Petroleros en Río Gallegos, Claudio Vidal juró como gobernador de Santa Cruz. El vicegobernador Leguizamón le tomó juramento, marcando el inicio de una nueva etapa. Vidal, comprometido, expresó: «Desde hoy vamos a escribir nuestra propia nueva historia», dando paso a la toma de juramento de su Gabinete Provincial.

Claudio Vidal asumió formalmente el cargo de gobernador de Santa Cruz en una ceremonia que tuvo lugar en el Polideportivo de Petroleros, ubicado en el barrio San Benito de Río Gallegos, a las 17:15. El vicegobernador Leguizamón fue el encargado de tomarle juramento. Posteriormente, Vidal procedió a juramentar a los integrantes de su nuevo Gabinete Provincial, destacando figuras clave como José Daniel Álvarez, Pedro Luxen, Marilina Jaramillo, Jazmín Macchiavelli, Ariel Varela, Gustavo Martínez, Julio Norberto Gutiérrez, Javier Pedro Pródromo, Gabriel Gustavo Busquets y Ramiro Castillo. En un gesto emocional, el gobernador invitó a sus padres e hijos al escenario antes de dirigir su discurso inaugural.

«Querido pueblo de Santa Cruz, hoy rompemos una vieja tradición en la manera en que asume un nuevo gobierno porque entendemos que siempre es con el pueblo. Mi nombre es Claudio Orlando Vidal. Vengo de una familia sencilla y humilde, de una infancia repleta de adversidades y contratiempos, situaciones que forjaron mi carácter y me enseñaron el valor del trabajo y el esfuerzo. Todo lo que viví me convirtió en el hombre que hoy asume esta enorme responsabilidad de ser gobernador de la provincia», comenzó diciendo.

«Todo lo que soy y lo que es mi familia no hubiera sido posible sin el ejemplo de lucha, sacrificio, esfuerzo, coraje y fuertes convicciones de mi madre. Ella nos enseñó que no hay que rendirse, que hay que levantarse y seguir, que hay que ser honrado y solidario. Ella me mostró que no existen imposibles en esta vida si uno trabaja y se esfuerza, si uno piensa más en los demás que en uno mismo», añadió.

«Más allá de las condiciones económicas y sociales, siempre se puede salir adelante», aseguró.

Luego indicó que «hoy empezamos a escribir una nueva historia los santacruceños que no nos rendimos, los que no nos arrodillamos ante el poder ni la adversidad, los que defendemos nuestra tierra, los que buscamos un futuro mejor para nuestros hijos, los que elegimos dejar de tener miedo y volver a tener esperanza, los que queremos volver a crecer y que después de mucho tiempo volvimos a creer».

«No tengo nada que ocultar. Es hora de hablar con la verdad. Venimos de un ciclo político de más de 30 años que puso presidentes, vicepresidentes y gobernadores durante más de 32 años y ¿cuál es el resultado? Seguimos sin poder tener más de 80 días de clases, seguimos dependiendo del empleo público y de la plata que nos manda la nación. Tenemos miles de santacruceños bajo la línea de pobreza».

Luego, Vidal destacó que «tenemos los recursos, pero un 43% de pobres y regiones de la provincia que han sido completamente olvidadas, con un déficit fiscal anual en Servicios Públicos de más de 21.600 millones, en la Caja de Previsión de 48 mil millones y deudas en Distrigas y en la Caja de Servicios Sociales».

«Si tuviéramos que dar un aumento hoy a los trabajadores estatales no hay fondos», y apuntó que «la situación actual es insostenible. Somos el resultado de demasiados fracasos y de una corrupción desmedida».

En este sentido, criticó al gobierno saliente, a quienes acusó de dejar «la provincia devastada» y se diferenció: «Quiero que sepan que no sigo esas reglas, me sumé a las políticas para cambiarlas».

«Me toca encabezar una nueva etapa, un momento único en más de 32 años: es el momento de demostrar que, si se administra bien, el dinero alcanza. Es el momento de probar que no todos somos iguales y no todo es lo mismo».

«Vamos a ser un gobierno que respete de forma irrestricta nuestras leyes y constituciones», aseguró y aclaró que «para nosotros reformar el poder significa fortalecer y respetar las atribuciones de la legislatura provincial, llevar con verdadero federalismo el poder de las comunidades de todo el territorio».

Asimismo, destacó que hay que «hacer del Poder Judicial un ámbito independiente y no uno rodeado de militantes políticos».

«Como gobierno, la confianza y la legitimidad las vamos a ganar día a día, con propuestas, acciones y argumentos. Somos una fuerza nueva que llega para mantener la paz y la estabilidad de la provincia y para preservar la unidad entre los santacruceños».

«No busco revanchas, el futuro está en nuestras manos y lo vamos a construir entre todos. No me importa de dónde vienen los que me acompañan sino hacia dónde vamos», señaló y agregó: «No más odio, divisiones ni mala política. No más prepotencia, soberbia ni corrupción: ¡se terminó!», aseguró.

Además, adelantó que este nuevo gobierno tendrá tres columnas que serán las bases: educación, trabajo y producción.

En tal sentido, detalló, en primer lugar, que «debemos recuperar el salario y las condiciones de trabajo con los docentes, debemos mejorar la infraestructura escolar y ampliar la oferta, asegurar la capacitación permanente de los docentes». Además, señaló que es fundamental tener una «educación moderna que contemple las nuevas tecnologías y necesidades, que conecte a los jóvenes con el trabajo y los perfiles productivos de nuestra tierra».

En segundo lugar, que hay que promover la cultura del trabajo. «Reducir el peso muerto no significa echar a nadie, sino que todos deben trabajar. El Estado debe reconocer y pagar sueldos dignos a los empleados estatales, así como capacitar, pero al mismo tiempo hay que reforzar el trabajo privado».

Y sobre el tercer eje, apuntó que «hay que aprovechar nuestras ventajas en los sectores más competitivos y atraer más inversiones para generar más empleo productivo».

Al respecto, destacó el papel decisivo de los sectores de servicio y turismo y aseguró que no generarán más impuestos a la producción para evitar ahogar a quienes generan trabajo en Santa Cruz. «Es hora de fortalecer las pequeñas y medianas empresas con mayor tecnología para que sean más competitivas en nuevos mercados».

Asimismo, Vidal destacó la necesidad de unir distintas zonas en Santa Cruz para aprovechar mejor los recursos, la capacidad y el talento de cada región de la provincia. Planteó la idea de un desarrollo regional que integre el norte con el sur y canalice los recursos para mejorar la infraestructura vial y energética: “Es hora de poner en marcha la zona franca industrial y comercial, crear parques industriales con acceso al gas y a la energía libre de impuestos provinciales”.

En este sentido, apuntó a la importancia de “superar el centralismo político y soberbio de la capital provincial, devolver el protagonismo a los gobiernos locales. Es hora de impulsar un nuevo federalismo en Santa Cruz… Estoy decidido a trabajar para que cada santacruceño tenga las mismas condiciones para salir adelante, viva donde viva”.

También subrayó la necesidad de dar lugar a las mujeres que “luchan y esperan contar con una nueva participación, más plena y equitativa en la sociedad que se viene”.

“Soy santacruceño de alma y corazón; amo mi tierra. No pertenezco a la cultura del privilegio sino del esfuerzo; confío más en los hechos que en las palabras. Por eso, elijo hacer y honrar esta vida como honro a mi madre. Por el futuro de mis hijos, asumo hoy el compromiso de una conducción política que le devuelva la confianza a la gente”.

“Nos espera un largo camino; confío en la guía de Dios y en la compañía de cada uno de ustedes para hacer un buen gobierno, con sentido común, compasión y eficiencia. Desde hoy, vamos a escribir nuestra propia nueva historia. Solo me queda mencionar que renuevo fielmente mi compromiso de trabajo en beneficio de la totalidad del pueblo de Santa Cruz y voy a trabajar incansablemente por ustedes”.


PROVINCIALES

Vidal: “Le pido al presidente que llame al diálogo”

Publicado

el


Así lo manifestó el gobernador de Santa Cruz, Claudio Vidal en declaraciones que brindó a distintos medios de comunicación. Habló de los recortes del Gobierno Nacional, y remarcó la importancia de la Patagonia y de sus recursos para el país. “Ojalá el Gobierno Nacional no se siga equivocando”.

Luego de conocerse la firma del documento de los mandatarios de las provincias patagónicas marcando una clara postura en relación a los intereses y necesidades de cada una de las jurisdicciones, el gobernador de Santa Cruz, Claudio Vidal explicó su decisión de avalar el mismo. Además sentó postura ante las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional en cuanto a recortes que impactaran en detrimento de las comunidades.

En primer término, el mandatario santacruceño expuso detalles acerca de su decisión de firmar el documento. En ese sentido, manifestó: “He sido respetuoso, manifesté silencio y cuando estuve molesto lo expresé personalmente o telefónicamente con el gobierno nacional. Quiero que le vaya bien a este gobierno y de corazón lo deseo. Entiendo que lo anterior no es la opción de cambio que nos generó mucho daño durante todos estos años. Quiero lo mejor para mi país y ojalá este gobierno nacional no se siga equivocando”.  Además resaltó que “cuando hablamos de hidrocarburos y de los recursos que salen del sur hacia el resto del país, decimos basta. Todo tiene un límite”. “Entiendo perfectamente el ajuste que tuvo que hacer el presidente, los desmanejos y la malversación de fondos, la corrupción que hubo. Creo también que muchas de las cosas que está haciendo son por el bien de este país y que quizás no había otras opciones. Pero también hay cosas que me parece que son parte de los excesos y abusos y de todo lo que está mal”, aseguró.

Vidal remarcó que “no todos los gobernadores somos iguales, no somos extorsionadores ni nos da lo mismo”. “Me parece a mí que hay ciertos límites que se cruzan, ya es demasiado con la quita de subsidios al transporte, del incentivo docente, entre otros”, agregó.

Prosiguiendo en su argumentación, el gobernador dijo: “Yo vivo en una provincia en la que en los últimos años tuvimos un promedio de 60 o 70 días de clases. Un desastre. Al señor presidente personalmente y telefónicamente como también a su equipo de trabajo, le transmití en reiteradas oportunidades que si hay algo que necesita Santa Cruz es recuperar el presente para mejorar el futuro y eso se hace a través de la educación con compromiso y en esto no estamos pidiendo plata. Solo pedíamos que nos ayuden a reestructurar nuestros establecimientos educativos”, subrayó.

Otro aspecto que sostiene la decisión del Gobernador, es lo que Santa Cruz representa para el país. “No estoy en pie de guerra, salgo a decir lo que vamos a hacer. La Patagonia da mucho al país. En Santa Cruz se genera el 45, 7 por ciento de la extracción del oro y plata de todo el país, ocupamos el primer lugar. Con respecto al recurso pesquero como el langostino y merluza, se produce en aguas santacruceñas, generamos energías renovables, extraemos petróleo y gas. Tenemos uno de los yacimientos convencionales más grandes del país y además ahora está en desarrollo Palermo Aike”, detalló.

Para concluir, dijo que “considerar esta decisión de Santa Cruz como falta de federalismo, es un concepto equivocado”.


Seguir leyendo

Más leídas - últimas 48Hs.